Desde el Ministerio de Salud recomendaron no compartir la misma bombilla, ahora son varios los nutricionistas que avisan que por la cuarentena, aumentó el consumo de azucar.

Investigación:

Candelaria Martinez

6to Año, Instituto Milenio Villa Allende


Pocas costumbres pueden considerarse clásicas para el argentino promedio, como la acción de compartir un mate para iniciar una reunión de amigos o de trabajo, pero la llegada del virus SARS-Cov-2 al país obligó a muchas instituciones sanitarias a recomendar medidas que pueden llegar a parecer extremas.

El pasado 13 de marzo, es decir incluso una semana antes de la declaración de la cuarentena en el país, desde el Ministerio de Salud de la Nación, recomendaron «diminuir la socialización del mate y tomar dos metros de distancia» como una medida efectiva para evitar la propagación del Covid-19. Ahora, son varios nutricionistas que alertan sobre el aumento del consumo de azúcar con esta infusión.

Anuncios

«El problema es que la gente lo toma con azúcar y se consume mucha por cada mate», dijeron especialistas en nutrición al medio La Gaceta de Tucumán. Según esta apreciación, la cuarentena obligó a muchos argentinos a pasar más tiempo en sus hogares, detalle que se suma a la ansiedad y preocupación generada por el avance del virus, lo que ocasiona este efecto de mayor consumo.


Si bien la infusión mata el hambre entre comidas, no es lo recomendable que reemplace alguna de ellas. Eso podría causar déficit en algunos nutrientes. Foto Getty Images.


Por su parte, desde Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) notificaron que esta costumbre de compartir el mate, efectivamente, no es recomendable en esta época y que siempre debe desinfectarse la bombilla luego de cada uso. «El raspado de residuos sólidos, lavado con detergente , enjuague , desinfección con lavandina o agua caliente y secado al aire de todos los elementos después de cada uso, es de fundamental importancia para prevenir el contagio del COVID19«, señalaron.