El proyecto tiene la finalidad de ayudar a todas las familias de la localidad que debido al periodo de Aislamiento social obligatorio, vieron disminuidos sus fuentes de ingreso. Se receptan alimentos no perecederos en el Salón del Concejo Deliberante.

Maquetación y edición:

Tomás Touriño

6to Año, Instituto Milenio Villa Allende


Mediante el decreto N° 56, se proclamó este lunes 13 de abril, la creación del Banco de Alimentos “Salsipuedes Unido”. El cuál se realizará bajo el lema de “Todos somos uno, unidos somos más” y tiene por finalidad la atención de la emergencia alimentaria de los ciudadanos y familias residentes de la localidad en situación de vulnerabilidad económica.

Se trata de un proyecto que fue presentado durante el jueves pasado en el Honorable Concejo Deliberante (HCD) de la Ciudad con gran aprobación de todos los concejales.

Según explican desde la Municipalidad, la ampliación de la cuarentena en todo el territorio del país, coloca a algunos grupos familiares en una situación de reducción (y aún peor, de cesación) de sus ingresos habituales, por lo que es deber del Departamento Ejecutivo Municipal encontrar soluciones ante esta agravante situación social.

Las donaciones receptadas conformarán módulos alimentarios para ser distribuidos según los procedimientos habituales de Promoción Ciudadana y estarán a cargo del Comité de Organización de la Emergencia (COE) a los fines de una total coordinación de la asistencia social.

La recepción de los alimentos se realizará en la Sala del HCD de lunes a viernes de 09 a 13 y de 17 a 19 horas.

En lo posible, los alimentos que se recibirán van desde fideos, arroz, polenta, lentejas, azúcar, harinas (000, leudante o integral), puré de tomates, mermeladas y demás productos alimenticios.

Anuncios

La iniciativa, nace de cumplir con los mandamientos de la solidaridad social, la cual es entendida como la capacidad o actitud de los individuos de una sociedad para ayudarse y apoyarse unos a otros, la acción por la que se hace causa común para intentar resolver determinadas situaciones adversas que sufren algunos de sus miembros; un deber ciudadano, que compromete y relaciona unos con otros, ejercida entre iguales horizontalmente, que implica un espíritu de colaboración desinteresado que dinamiza las relaciones entre los individuos, fundamental para el desarrollo y el bienestar social de las personas y de la comunidad toda.