La Cooperativa de Obras y Servicios de Río Ceballos declaró que no se prevén cortes, pero se recomendó a la comunidad ser “conscientes” en el uso de los recursos.

Con el inicio de la cuarentena preventiva y obligatoria, aumentó exponencialmente el consumo de agua en todo el corredor de Sierras Chicas. Días atrás, la Cooperativa de Agua, Obras y Servicios Públicos de Unquillo y Mendiolaza (COOPUM) señaló este hecho y manifestó su preocupación al respecto. La Cooperativa de Obras y Servicios de Río Ceballos ratificó la problemática y brindó algunas recomendaciones.

Los fines de semana el consumo hace pico debido a que más gente se encuentra en el hogar”, explicó a El Milenio Agustina Elias, Responsable del Área de Comunicación y añadió que el aumento de temperaturas en las semanas anteriores, también influyó en el incrementos de gastos.

En este marco, Elias atribuyó los excesos a las precauciones y medidas de higiene que demanda al COVID-19, como el lavado de manos constante y la desinfección del hogar, que hoy es “el arma principal para prevenir el virus”. Además, aclaró que esto “se suma a las actividades cotidianas”.


Una de las recomendaciones de Elias es cerrar el grifo mientras se lavan las manos o cepillan los dientes.


No obstante, se descartan cortes en el servicio. “No hay posibilidad en el contexto que estamos atravesando, donde el agua es esencial para nuestro cuidado”. Igualmente, Elias solicitó “conciencia en el uso del recurso”, sobre todo “ante la situación sanitaria que se vive actualmente”.

Recomendamos que se optimice y no se derroche. Hacemos referencia a no utilizar el agua para regar patios, veredas, lavar autos o llenar piscinas”, expuso y concluyó haciendo hincapié que en la cotidianeidad es fundamental reparar perdidas, cerrar los grifos al momento de la higiene personal y tomar duchas cortas.