La CONAE elaboró mapas con datos satelitales que muestran la disminución de la cantidad de dióxido de nitrógeno en el área metropolitana de Córdoba y Buenos Aires los días posteriores al aislamiento obligatorio.

La cuarentena dispuesta por el Gobierno nacional para evitar la propagación del coronavirus COVID -19 generó un efecto inesperadola disminución de los niveles de contaminación atmosférica en grandes centros urbanos de la Argentinadebido a la menor circulación de tránsito y de emisiones de la industria. Mapas elaborados por la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) en base a imágenes satelitales muestran la notable disminución de dióxido de nitrógeno (NO₂) durante los primeros días posteriores al Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio, en comparación a las jornadas previas.

El NO₂ es un contaminante atmosférico que se produce cuando el monóxido de nitrógeno (NO) emitido por la quema de combustibles fósiles entra en contacto con el oxígeno del aire. Por esta razón se lo asocia al tránsito vehicular, aéreo y a algunas actividades industriales. Principalmente genera impactos en la salud de la población a nivel de sistema respiratorio. Además guarda relación con el calentamiento global, por lo cual es un importante aporte en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) planteados por las Naciones Unidas en la Agenda 2030.

Dióxido de Nitrógeno en la atmósfera de Buenos Aires, en fechas pre y post Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio.


Los mapas de la CONAE muestran una escala de la abundancia de NO₂ detectada por el sensor TROPOMI a bordo del Satélite Sentinel-5P de la Agencia Espacial Europea (ESA), medida en micromol por metro cuadrado (mol/m2). Según se observa en las referencias, indican en color marrón oscuro la mayor abundancia de NO₂ en los centros urbanos de CABA y Conurbano bonaerense durante las fechas previas a la cuarentena (13 y 16 de marzo) y una drástica disminución en las fechas posteriores (20 y 23 de marzo).

Los puntos más dispersos geográficamente en tonos amarillos indican contaminantes transportados por las condiciones meteorológicas presentes. Por ejemplo, los días viernes 13 y lunes 16 de marzo se observa cómo estas nubes se dirigen hacia el sudoeste de la provincia de Buenos Aires, hacia zonas con menos densidad poblacional, pero cada día con un comportamiento particular.

Dióxido de Nitrógeno en la atmósfera de la ciudad de Córdoba, en fechas pre y post Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio.


Eventos similares se están analizando actualmente en otras capitales de provincias de la Argentina. Por ejemplo para la Ciudad de Córdoba se realizó un promedio de datos de fechas que van del 10 al 18 de marzo y del 20 al 28 de marzo, que permiten mostrar la disminución de NO₂ detectado desde el espacio.

La medición satelital complementa a las de las estaciones de monitoreo en la superficie dando una perspectiva de distribución espacial de la especie o sustancia química. “Este producto no considera diferencias de concentraciones a distintas alturas de la atmósfera, sino que muestra su acumulación en una superficie, mirando toda la columna atmosférica a la vez. Para definir la calidad del aire de las capas más bajas de la atmósfera, donde respiramos, se utilizan otros procedimientos”, explicó María Fernanda García Ferreyra, experta en temas de calidad de aire de la Unidad de Emergencias y Alertas Tempranas de la gerencia de Vinculación Tecnológica de la CONAE, quien realizó los mapas.

“La información satelital muestra la presencia del compuesto NO₂ en toda la columna vertical de la atmósfera. Las transformaciones químicas a las que son sometidos los contaminantes dependen de las condiciones presentes, por ejemplo de la luz solar o la proporción en que están presentes otras sustancias químicas que favorecen las reacciones que puedan generar contaminantes aún más peligrosos para la salud”, advirtió.

Sandra TorrusioGerenta de Vinculación Tecnológica de la CONAE, expresó: “Mediante datos de satélites elaboramos mapas y monitoreamos diversas temáticas para uso en actividades socioproductivas, medioambiente y salud. Dentro de la difícil situación de la cuarentena obligatoria, hemos podido evaluar estos cambios tan drásticos de concentración de NO₂ en áreas urbanas, utilizando información de origen espacial. Los interesados en estos mapas pueden comunicarse con Atención al Usuario atencion.usuario@conae.gov.ar para informarse sobre su acceso y distribución.

“La variabilidad de la detección de esta especie, y otras, en la atmósfera es muy alta, por lo que continuaremos trabajando en su análisis estadístico para proveer productos más confiables, agregó García Ferreyra.

Recientemente la NASA y la ESA también mostraron a través de información generada con imágenes satelitales cómo esta situación se dio en China y en otros países de Europa, donde también descendieron los niveles de dióxido de nitrógeno cuando la población comenzó a quedarse en sus viviendas.