En la misma se atenderán casos sospechosos de COVID-19, de manera separada de la sala central de la clínica.

En el marco de la emergencia sanitaria que atraviesa al planeta, los nosocomios adoptan las medidas necesarias y los protocolos pertinentes para hacer frente a la pandemia del coronavirus. Río Ceballos no es la excepción y el Sanatorio Privado del Interior (Figueroa Alcorta 37) habilitó una sala de aislamiento.

La función del espacio es la atención exclusiva de casos sospechosos de COVID-19 y está separado de la sala central de la clínica. De igual manera, se incorporaron elementos de protección para los agentes de salud que trabajan en el lugar.

Anuncios

Diego Adamo, profesional a cargo del área de Infectología del Sanatorio, señaló a la FM Sierras Chicas que el lugar fue especialmente dispuesto para pacientes febriles. Tras una prueba piloto que se llevó adelante los días lunes 23 y martes 24 de marzo (días feriado), comenzó oficialmente la atención, de 16:00 a 20:00 hs. durante todos los días.

Luego se determinará si los pacientes son de riesgo y el tratamiento que se realizará en cada caso, ya sea de manera ambulatoria o internando a la persona en cuestión.