fbpx

En el marco de la emergencia sanitaria que atraviesa al planeta, los nosocomios adoptan las medidas necesarias y los protocolos pertinentes para hacer frente a la pandemia del coronavirus. Río Ceballos no es la excepción y el Sanatorio Privado del Interior (Figueroa Alcorta 37) habilitó una sala de aislamiento.

La función del espacio es la atención exclusiva de casos sospechosos de COVID-19 y está separado de la sala central de la clínica. De igual manera, se incorporaron elementos de protección para los agentes de salud que trabajan en el lugar.

Diego Adamo, profesional a cargo del área de Infectología del Sanatorio, señaló a la FM Sierras Chicas que el lugar fue especialmente dispuesto para pacientes febriles. Tras una prueba piloto que se llevó adelante los días lunes 23 y martes 24 de marzo (días feriado), comenzó oficialmente la atención, de 16:00 a 20:00 hs. durante todos los días.

Luego se determinará si los pacientes son de riesgo y el tratamiento que se realizará en cada caso, ya sea de manera ambulatoria o internando a la persona en cuestión.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: