fbpx

Si bien en las últimas horas creció la novedad de la suspensión de las repatriaciones, resulta importante describir de manera completa la situación, para brindar información clara a aquellos que aún se encuentran fuera del país.

En ese sentido, la Directora Nacional de Migraciones, Florencia Carignano, afirmó ante diferentes medios que se encuentra «elaborando un proyecto de decreto» para el cierre total de las fronteras. Actualmente, solo pueden ingresar al país los ciudadanos argentinos y cada autorización para vuelos que aterricen en el territorio es administrada por el Ministerio de Transporte de la Nación.

Siguiendo esta misma línea, la autoridad migratoria aclaró: «le pedimos paciencia a quienes están afuera, todos estamos haciendo un esfuerzo enorme. Si no podemos controlar el ingreso al país nuestro sacrificio en la cuarentena será en vano. Por lo tanto, la repatriación será escalonada, limitada de manera momentánea«.

En consonancia, agregó: «nadie les dice que no van a poder volver, pero controlar también significa derivar a los centros que corresponda y no poner al resto de la sociedad en peligro«.

En el día de ayer, según fuentes oficiales, solamente 1700 personas circularon por Ezeiza y la idea del Ejecutivo es mantener e incluso reducir estos números durante las próximas jornadas.

Consultada acerca de los métodos de comunicación que tendrán quienes se encuentran en el exterior, Carignano sostuvo: «la cancillería, a través de la red de consulados argentinos en el exterior, será probablemente la vía para que quienes aún están en el extranjero sepan cómo van a volver y qué papeles y certificados tendrán que presentar«.

Cruces terrestres, médicos y extranjeros en el país


Los cruces fronterizos permiten hasta el momento el ingreso de ciudadanos argentinos. Cada uno llena una declaración jurada exponiendo no presentar síntomas y se mide la temperatura corporal por parte del personal a cargo. A su vez, sanidad y migraciones les solicitan datos personales entre los que figura un teléfono, mail y patente.

Por otra parte, existen, entre los 10.000 argentinos que se encuentran fuera del país intentando volver, profesionales de la salud. La Directora Nacional de Migraciones explicó que estas personas deberán manifestar su profesión en el consulado correspondiente y serán una prioridad contemplada en la repatriación, junto a los grupos de riesgo.

Por último, Florencia Carignano ahondó en la situación de los extranjeros turistas que están en Argentina. «Los estamos cuidando y estamos dialogando constantemente con los consulados de otros países para ayudarlos a volver a sus casas. Si estas personas quieren hacer la cuarentena acá, podrán hacerlo. Lo que no permitimos es que se presenten, ni ellos ni nadie, espontáneamente en Ezeiza. Pueden llegar solo a través de un corredor seguro diagramado por las autoridades de salud«.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: