Se trata de un acuerdo llevado a cabo por la Federación de Empleados de Comercio y Servicios (FAECYS) y la Asociación de Supermercados Unidos (ASU).

Desde el domingo 21 de marzo rige un nuevo horario para supermercados y almacenes, los cuales podrán abrir a las 7 de la mañana y deberán cerrar como máximo a las 20 horas.

El acuerdo fue llevado a cabo por la Federación de Empleados de Comercio y Servicios (FAECYS) representada por su secretario general, Armando Cavalieri, y la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), representada por su director ejecutivo, Juan Vasco Martínez.

Según publicó Telefé Córdoba, el comunicado “busca asegurar, en el marco de la emergencia sanitaria, una fluida provisión de artículos de primera necesidad a la población y a la vez proteger a los empleados mercantiles, expuestos a franjas horarias que complicaban seriamente su vida cotidiana”.

El objetivo es proteger a los empleados mercantiles expuestos.


Esta medida será de lunes a domingos, incluyendo los feriados, mientras se mantenga en vigencia la situación de excepción dispuesta por el Decreto de Necesidad y Urgencia 297, el que fue impuesto durante la cuarentena para reducir la circulación de personas en las calles.

Según pudo saber El Milenio a través de un testeto realizado este lunes 23 de marzo, en algunas localidades de Sierras Chicas no se estaría implementando esta medida. Varios comerciantes de diferentes zonas afirmaron no tener conocimiento sobre la misma.