En el country “4 Hojas” de Mendiolaza se formó una subcomisión que se ocupa de llevar adelante un proyecto de sustentabilidad ambiental.

Colaboración: Tobias Duarte y Ignacio Weht

Instituto Educativo Nuevo Milenio


Belén Jaureguiberry y Sandra Ferracane junto a un grupo de vecinas iniciaron hace más de cuatro años un proyecto de reciclado. La idea surgió para hacer frente al grave problema que hay con los residuos. Sin experiencia previa y a pura convicción lograron arrancar con esta iniciativa. A medida que avanza la implementación del proyecto, son cada vez más las familias que se unen a esta tarea, logrando que crezca y se expanda a barrios vecinos.

El Milenio: ¿Cómo empezó este proyecto?

Belén Jaureguiberry: El proyecto de reciclado comenzó en 2015, nos juntamos un grupo de vecinas para tratar varios problemas que había en el barrio donde vivíamos y uno de estos era el tema de la basura, entonces surgió la subcomisión de reciclado.

EM: ¿De qué se trata el proyecto?

BJ: Tiene como objetivo principal crear conciencia en la población, ya sea la gente que vive en el barrio como la de fuera de este. Es un proyecto abierto para toda la comunidad, la idea es que tengamos barrios sustentables, con conciencia ambiental ,en donde una de las actividades que se realiza es la de reciclado de basura orgánica e inorgánica, además se suma al proyecto todo tipo de talleres que estén relacionados al tema, talleres de capacitación, talleres manuales y todo lo relacionado con el cuidado del medio ambiente.

EM: ¿Qué actividades lleva a cabo para que el proyecto prospere?

BJ: El proyecto en realidad no tiene un fin determinado, porque es muy amplia la cantidad de actividades que se pueden hacer, vamos de a poco, arrancamos con un puesto de reciclado (punto verde se le llama) y ahora estamos logrando instalar un segundo puesto.

Tenemos también, el apoyo económico de los vecinos, un pequeño aporte mensual, que significa para la comisión de reciclado un pozo de dinero para  podes sobrellevar los gastos que tiene el proyecto, ya sea de construcción de contenedores, de mantenimiento, de folletería, etc.

“Tiene como objetivo principal crear conciencia en la población, ya sea la gente que vive en el barrio como la de afuera”

EM: ¿A dónde se llevan los materiales reciclados?

BJ: En la actualidad estamos trabajando con una empresa de Mendiolaza que tiene una planta acopiadora de residuos sólidos urbanos, vienen dos veces a la semana a retirar estos residuos seleccionados, se los llevan a su planta, los enfardan y después los comercializan.

EM: ¿Qué se hace con los materiales que no son reciclables?

BJ: Hay muchísimos residuos que no son reciclables, plásticos sobre todo, estamos hace un par de meses con la iniciativa de los ladrillos ecológicos, es algo muy reciente pero todo tipo de  papeles y  materiales plásticos que no son reciclables pueden ir dentro de las botellas, logrando así el armado de ellos, sino las familias que no realizan estos ladrillos tiran todos estos plásticos a la basura. Hay restos de madera, poda, o restos textiles que nosotros no los reciclamos en el barrio, pero hay lugares en los que sí se recicla en Córdoba; La gente del barrio que tiene residuos de ese tipo directamente los tira al tacho de basura.

Charla en la UTN sobre todo el proyecto de reciclado.


EM: ¿Qué es un compost?

BJ: El compostaje es el reciclado de todos los materiales orgánicos que desechamos, se hacen compost verticales, con recipientes que se apilan, que pueden ser de madera, de plástico, metálicos, también hay  horizontales que son directamente un pozo sobre la tierra, que es lo mas común y mas  fácil, también con composteras compradas, que son industrializadas. Hay muchas opciones en el mercado, y se adquieren de acuerdo a la cantidad de habitantes que vivan en la familia

EM: ¿Qué materiales se pueden desechar y cuáles no en un compost?

BJ: Se pueden tirar todos los restos de cáscaras de frutas y verduras, cáscara de huevo, restos de yerba, de café, saquitos de té, servilletas de papel usadas, restos de cartón, pequeños papeles que no estén entintados, algunos restos de comida que no estén procesadas, por otro lado, no se puede tirar ningún tipo de plástico ni de metal, aceites, arroz.

Belen Jaureguiberry y Sandra Ferracane las fundadoras del proyecto.


EM: ¿La Municipalidad ayuda de alguna forma con este proyecto?

BJ: La municipalidad de Mendiolaza nos brinda ayuda en divulgar el proyecto y en cuestión económica nos ha donado varios contenedores

“Muchas familias se siguen uniendo al reciclaje y de a poquito es la sumatoria de individualidades responsables lo que lleva al éxito de sustentabilidad”

EM: ¿Cree que el proyecto pueda contagiarse fuera del country?

BJ: Sí, estamos convencidas de que la idea nuestra de crear un barrio sustentable va a copiarse y ser contagioso de barrios vecinos, de hecho estamos hace varios años dictando talleres fuera del barrio, en los colegios y dando clases de reciclado y cuidado del medioambiente en distintas instituciones de la zona.

EM: ¿Cómo cree que va a evolucionar esto en el futuro?

BJ: Nuestro proyecto comenzó con la idea de empezar con un puesto de reciclado,  totalmente “a pulmón”, estos años han sido de mucho trabajo pero ahora ha avanzado bastante con la ayuda de la gente, la ayuda económica, muchas familias se siguen uniendo al reciclaje y de a poquito es la sumatoria de individualidades responsables lo que lleva al éxito de sustentabilidad tanto en nuestro barrio como en barrios vecinos