Así lo anunció el Gobierno nacional luego de informar que no habrá clases hasta el 31 de marzo. Las licencias también se otorgarán a personas mayores de 60, a embarazadas y a quienes tengan problemas respiratorios crónicos.

El lunes por la noche el Gobierno nacional dispuso que habrá licencias para padres y madres que no tengan con quién dejar a sus hijos ante el cese de clases hasta el 31 de marzo. De la misma manera, se otorgarán permisos para mayores de 60 años, embarazadas y empleados con afecciones respiratorias crónicas.

El anuncio fue realizado por Claudio Moroni, ministro de trabajo. Asimismo, Ana Castelani, Secretaria de Gestión y Empleo Público aseguró que las medidas se “aplicarán en todas las modalidades de contratación del sector público y en todas las jurisdicciones”. Sin embargo, aclaró que estos beneficios no estarán disponibles para los trabajadores de salud, debido a que son considerados indispensables en este momento.

Cabe destacar que Moroni resaltó que en estos casos de licencia no se verá afectado el derecho a la remuneración. Además, solicitó a los empleadores privados que adopten estas medidas con el fin de reducir la presencia de trabajadores en las instalaciones correspondientes y quienes puedan realizar sus tareas lo apliquen.

No obstante, muchas personas no pueden acceder a estos privilegios dado que son monotributistas o incluso jefes de empresas, debido a que sería necesario cerrar instalaciones por completo o dejar de trabajar sin goce de sueldo, lo cual impactaría fuertemente en se economía para muchos individuos.