El Milenio: ¿Por qué elegiste este trabajo?

Héctor Ríos: Elegí este trabajo porque siempre me gustó el básquet, empecé a jugar a los 11 años. Una vez que terminé quise seguir cercano al deporte. Entonces hice el curso de entrenador.       

EM: ¿Desde cuándo trabajás en Salsipuedes?

HR: En este club trabajo hace cuatro años y en Salsipuedes vivo hace 5 años

EM: ¿Jugaste en algún equipo de primera?

HR: Jugué en el primer local de Córdoba en el Club Municipal.

EM: ¿Desde cuándo sos profesor y dónde estudiaste?

HR: Estudie en la A.C.O.T.E.B.A (Asociación Cordobesa de Técnicos de Básquetbol) y hace 10 años que soy profesor.

EM: ¿Ganaste algún premio como jugador?

HR: No gané ningún premio individual, pero si uno colectivo con la Liga Municipal de Cordoba.

EM: ¿Cómo te sentís haciendo esto?

HR: Me siento muy bien, me da mucha satisfacción

EM: ¿Sólo hacen esto por diversión o también compiten?

HR: Lo hacemos por diversión, pero también es necesaria la competencia para que los chicos mejoren.

EM: ¿Cómo te ves en unos años?

HR: Me veo mejor, ojalá pueda seguir entrenando en el club y mejoremos en el nivel y en la liga.

EM: ¿En qué club enseñas?

HR: Enseño en el Club Atlético y Social de Salsipuedes (C.A.y.S.S)

EM: ¿Cuántos alumnos tenés?

HR: Tengo 50 alumnos en  cátedra compartida con la profesora Natalia.

EM: ¿De qué edades son tus alumnos?

HR: Tengo alumnos desde los 5 años hasta alrededor de 40 años.

EM: ¿Tenés alumnos de ambos sexos?

HR: Sí, mi compañera o yo podemos entrenar en conjunto, varones y mujeres o bien separados.

EM: ¿Comparten los mismos espacios?

HR: Sí, compartimos  espacio.

EM: Por último: ¿Por qué es bueno el básquet para los niños?

HR: Para los niños todos los deportes en general son buenos, ya que sirven para desarrollar su personalidad y su capacidad física.