fbpx
  • Por Rocío Robledo
  • Gabriel Klipka
  • 5to Año, Instituto Educativo Nuevo Milenio
  • periodico@elmilenio.info
  • Foto de portada: gentileza Mirta Arbelaiz

Unquillo. Con una trayectoria de más de 18 años y decenas de personas a cargo, la jefa de los Bomberos Voluntarios de Unquillo, Miriam Romero, superó todos los niveles necesarios para estar a cargo de un espacio conducido durante mucho tiempo por hombres.

El Milenio: ¿Cómo decidió que quería ser bombero? ¿Desde cuándo ejerce?

Miriam Romero: Lo decidí en el 2002, vine a vivir a Unquillo con mi familia, mi hermana entró a los cadetes del cuartel, fui a buscarla y leí una convocatoria para aspirantes, me interesó, quise experimentar y me anoté, había varias temáticas y prácticas. Primeros auxilios fue lo que más me llamó la atención, ahí empezó todo.

EM: Cuando llegó al cuartel: ¿Cómo Fue el trato con sus colegas? ¿Sintió alguna diferencia por ser mujer?

MR: Cuando entré al cuartel, no hubo diferencias entre sexos, y hablo de años atrás, con el tiempo cambié mucho de compañeros ya que varios se anotaban, pero no seguían. En mi grupo casi siempre la mayoría eran hombres y me mantuve a la par de ellos, nunca sentí que me subestimaran. Y ahora como jefa, tampoco siento que se maneje un trato diferente, aunque dirija el cuartel somos todos pares.

EM: Ahora que ejerce: ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de ser bombero?

MR: La profesión da ventajas como por ejemplo el aprendizaje de valores, te permite viajar y saber mucho. Desventajas, que me quitó mucho tiempo en familia, hoy en día por la responsabilidad que me toca, anteriormente no era tanto. Pero ellos lo entienden porque me han acompañado siempre en la carrera.

EM: ¿Tuvo que seguir alguna capacitación para ser bomberos?

MR: Sí, para ser bombero debemos seguir una capacitación de cuatro niveles, el primer nivel, son los aspirantes, se realiza en año y medio. Por cuestiones institucionales demoré cinco años en terminar el nivel, y a pesar de eso seguí porque me gustaba, luego continué con el segundo y tercer nivel, lo que permite alcanzar otro tipo de jerarquía como sub oficial, y el cuarto nivel que es para instructores (oficial, jefe y subjefes)

EM: ¿Cómo está conformado el cuartel?

MR: El cuartel está conformado por una comisión directiva, que se encarga de realizar todo lo administrativo, por ejemplo: finanzas, ingresos, compra equipamiento etc. Luego la jefatura donde actualmente me encuentro sola ya que no hay 2° o 3° jefe. Siguiendo los oficiales, suboficiales, bomberos y, por último, aspirantes. Actualmente, somos 25 bomberos.

EM: ¿Qué función realiza el cuartel aparte de controlar incendios?

MR: Aparte de controlar incendios realizamos: rescates (rescate vehicular, accidentes etc.), trabajos sociales, capacitaciones en las escuelas (prevención de incendios, para evitar las llamadas en broma, etc.), visitamos merenderos. Participamos y organizamos eventos sociales como actos, Día del niño, Navidad (Papá Noel), Día del bombero, 25 de Mayo, etc.

No sólo apagamos incendios, los bomberos se originaron con esa causa, pero a medida que la comunidad fue creciendo, necesitó que también nos encargáramos de otros ámbitos.

EM: ¿Qué equipos contra incendios posee el cuartel?

MR: El cuartel posee móviles, unidades livianas (camionetas), unidades pesadas (autobombas), un camión cisterna y, hoy cada bombero tiene la posibilidad de tener su propio equipo estructural para incendios. Años atrás contábamos con cinco equipos para 20, el primero que llegaba se lo ponía. También, equipos de rescate vehicular.

Estamos equipados, no es lo necesario, hace falta más, pero es complicado adquirirlo por una cuestión económica, sobre todo, la compra de esos equipos es cara y en dólares, entonces se nos dificulta como institución, y más voluntaria, cubrir esos fondos, pero, dentro de todo el bombero se las ingenia para trabajar con lo que tiene.

EM: ¿Cuál fue la situación que más la marcó a usted y a sus colegas?

MR: La situación que más nos marcó creo que fueron las inundaciones (2007, 2013, 2015). A la mayoría los marcó la inundación del 2015; pasamos cosas y vivimos varias situaciones difíciles y esto lo digo como bombera en campo y no como jefa, también los incendios forestales. Lo hemos hablado mucho con los chicos y esas dos situaciones son las que más nos marcaron.

A la mayoría los marcó la inundación del 2015; pasamos cosas y vivimos varias situaciones difíciles y esto lo digo como bombera en campo y no como jefa.

EM: ¿Qué proyectos tiene para el futuro del cuartel?

MR: Actualmente, estamos trabajando en muchos, principalmente queremos mejorar la parte edilicia de la institución, los equipos que tenemos y las capacitaciones a futuro; otro proyecto es acercarnos a la comunidad. Apenas arranqué como jefa hicimos varios eventos públicos para que nos conocieran. También, recaudar fondos para afianzar estos proyectos y lograr otros, porque actualmente todo es caro y al ser un cuartel voluntario no alcanza sólo con el subsidio que nos da la Provincia y la Nación.

EM: Finalmente: ¿Cómo pueden ayudar los vecinos de Unquillo al cuartel de bomberos?

MR: Acercándose al cuartel, conociendo a la gente que trabaja acá, a la calidad humana que hay. Una vez que se acerquen, podrán ver qué necesitamos. Solemos hacer campañas de socios donde el asociado puede aportar económicamente. Los bomberos estamos listos para recibirlos y ayudarles, también para saber cómo ayudarnos y apoyarnos, eso nos alivia y nos beneficia mucho.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: