13 agosto, 2022

El Milenio

Noticias de Sierras Chicas

Se cumplen 99 años de la travesura de «Los locos de la Azotea»

En 1920, Enrique Susini, el padre de la radiofonía argentina, elegía comenzar las transmisiones con el festival “Parsifal” de Richard Wagner.

En 1920, Enrique Susini, el padre de la radiofonía argentina, elegía comenzar las transmisiones con el festival “Parsifal” de Richard Wagner.


Un 27 de agosto de 1920, un grupo de aficionados a la radiofonía conocidos como “Los locos de la Azotea”, comenzaban lo que sería la primera transmisión comercial radial, no solo del país, sino de toda América latina.

Sucedió en la azotea del Teatro Coliseo de Buenos Aires, donde un joven médico entrerriano llamado Enrique Telémaco Susini daba inicio a la programación con la interpretación del Festival de Parsifal.

La elección de esta obra no fue casual, recordando el amor de Susini por la música clásica.

Recién al año siguiente empezó a implementarse la transmisión de noticias de forma regular. Y para 1923 este nuevo medio transmitía por primera vez un acontecimiento deportivo. El histórico duelo entre Luis Ángel Firpo contra Jack Dempsey en el Polo Grounds de Nueva York.

En búsqueda de la perfección. “Parsifal”, también conocido en la literatura como “Percival” fue uno de los caballeros del Rey Arturo encargado de buscar el Santo Grial. Justamente la obra de Richard Wagner retrata el camino del héroe desde sus inocentes inicios, enfrentamientos hasta su consagración absoluta como santo.

Es decir, que al igual que el protagonista de la citada pieza musical, para el médico entrerriano, la radio era un medio que iniciaba un camino de perfeccionamiento continuo.

Se recuerda que por esos años para lograr esta primera transmisión radial, Susini trajo de contrabando desde Francia partes de equipos de transmisiones que fueron usadas en la Primera Guerra Mundial.

A Enrique Télemaco, lo acompañó otros tres estudiantes de medicina. Su sobrino Miguel Mujica, que más tarde sería Ministro de Comunicaciones de Arturo Frondizi. César Guérrico que llegaría a dirigir la radio Splendid. Y Luis Romero Carranza que fundó la primera fábrica de celuloide para cines del país.