24 septiembre, 2022

El Milenio

Noticias de Sierras Chicas

“Salsipuedes es mi inspiración para hacer música”

Ale Sánchez es cantante de reggaetón, rap y trap y hace tres años que se dedica profesionalmente a la música.

Ale Sánchez es cantante de reggaetón, rap y trap y hace tres años que se dedica profesionalmente a la música. Además, tiene su propia productora audiovisual, Visuality Producer Videoclips. Su último trabajo se estrenó hace un mes y ya lleva más de dos mil visitas.

“Creo que mi mayor logro es luchar por mis sueños y demostrar que se pueden cumplir. Lo más lindo que me pasó en la música fue compartir escenario con artistas que son mis ídolos”

Nacido en Jesús María, pero criado en Salsipuedes, Ale Sánchez habla de la ciudad serrana como su “musa inspiradora”. Hoy en día, el joven artista urbano de casi 23 años está produciendo su segundo disco, “Sigo mi camino”, en el cual participan colegas y artistas conocidos de otros géneros, como el cuarteto.

Mientras temas como “Choke” o “Muévelo” ya suenan en el aire cordobés, Sánchez repasó con El Milenio los orígenes y principales hitos de su carrera.

El Milenio: ¿Cómo fue tu inicio en la música?

Ale Sánchez: Comencé con el rap, haciendo canciones sobre lo que sentía en ese momento. Contaba cosas de mi vida y mucha gente se sentía identificada con las letras. Tengo un tema dedicado a mi padre, que murió cuando yo tenía cuatro años. La verdad que fue muy fuerte y, como a más de un joven le falta el padre o la madre, fue uno de los temas con más repercusión en lo sentimental.

En el reggaetón empecé con un videoclip muy casero, grabado con el celular. Después hice el que sería mi primer videoclip de música profesional, llamado “Así es la calle”, filmado íntegramente en Salsipuedes. Ese tema fue el que le dio el puntapié inicial a mi carrera. Luego saqué unas canciones más y de a poco fui haciendo mi primer disco, que estuve presentando entre 2016 y 2018.

El último corte del músico se llama “Choke” y ya tiene más de dos mil visitas en su canal de YouTube (Ale Sánchez Sitio Oficial).

EM: ¿Y cómo te ves hoy con respecto a estos primeros pasos?

AS: Me veo mejor, con más progreso. Dedicarme a esto me cambió la mente y la vida. Tal vez si yo no hubiese hecho música, habría ido por un camino equivocado. La música me transformó como persona y hoy le agradezco muchísimo, porque si no fuese por ella, tal vez no tendría este presente ni este futuro.

EM: ¿Cómo distinguís tu música de otras propuestas?

AS: Yo me dedico al género musical urbano: rap, trap y reggaetón. A mi música la defino de una manera versátil, porque nunca me encierro en un sólo ritmo, siempre trato de variar y hacerlo mejor para que a la gente le guste y no se aburra.

Mi nuevo disco, “Sigo mi camino”, es un gran cambio para mí, porque de hacer rap o trap, pasé a otro ámbito, donde la música es totalmente diferente. Este disco es bien completo, tiene desde algo muy triste, hasta música bolichera. Trabajé con distintos tipos de letras y ritmos.

El joven reggaetonero está trabajando en su segundo disco, “Sigo mi camino”.

EM: ¿Qué es lo que te inspira a la hora de escribir tus temas?

AS: Mi pueblo, Salsipuedes, es una musa a la hora de hacer música. El 99% de mis temas están escritos e inspirados ahí, donde me crié. Para las canciones sobre lo social, la inspiración está en lo que veo, cuento cosas que pasan en los barrios.

Muchas veces me dijeron que, si vos no te criaste en una villa, no podés saber lo que pasa adentro. Yo creo que no hace falta crecer ahí para saber, para entender. Al estar con la gente, cara a cara, cada vez que voy, sé cómo viven realmente.

EM: ¿Cómo repercute en tu trabajo residir en Salsipuedes?

AS: Hace poco estuve grabando mi nuevo corte de difusión en el Club Atlético y Social Salsipuedes (CAYSS), que ya está en YouTube. Se llama “Choke” y es un tema bastante diferente a lo que venía haciendo, porque ahí trato de transmitir que yo tengo una meta y no voy a bajar los brazos hasta alcanzarla.

La grabación tuvo el apoyo de negocios que nos auspician. Muchísima gente puso su granito de arena en al videoclip, por lo cual estoy súper agradecido. Ese día hubo como 30 vecinos del pueblo participando en el video y fue lindo a nivel personal y artístico, porque estuve con gente que realmente me hace el aguante desde el principio.

EM: ¿Qué opinás del reggaetón en Sierras Chicas y en Córdoba? ¿Tiene posibilidades de insertarse en el mercado?

AS: En Sierras Chicas conozco pocos artistas de reggaetón. Sí conozco muchos raperos y traperos de Córdoba, porque me manejo en ese ambiente. La mayoría de mis colegas están yendo por buen camino, porque están sacando materiales sonoros y audiovisuales muy buenos.

Creo que, a los artistas cordobeses urbanos, quien nos dio el empujón fue el gran exponente Paulo Londra. Porque antes de que él saliera a la luz, el trap no era tan conocido como el cuarteto y era un espacio que no se abría a nuevas caras o nueva música. Creo que eso está cambiando ahora.

«Muchas veces me dijeron que, si vos no te criaste en una villa, no podés saber lo que pasa adentro. Yo creo que no hace falta crecer ahí para saber, para entender».

EM: ¿Cuál dirías que es tu mayor logro en la música?

AS: Creo que es luchar por mis sueños y demostrarle a la gente que se pueden cumplir. Lo más lindo que me pasó en la música fue compartir escenario con artistas que fueron mis ídolos, como el rapero XXL, cuando tres años atrás sólo estaba viendo sus videos. Eso no tiene precio y no hubiese pasado de no ser por la música.

EM: ¿Qué escenarios elegís para tocar?

AS: Recorrí más de 30 barrios de Córdoba, sobre todo los más carenciados, y me sentí muy bien. También tuve eventos en lugares privados y en muchos boliches. Voy seguido a Juárez Celman, que es como mi segunda casa y siempre me reciben con los brazos abiertos. Me encariñé mucho, igual que con Villa El Libertador.

Anduve por todo Salsipuedes y participé en muchos eventos, desde el Carnaval hasta el Día del Niño. La Municipalidad siempre se portó muy bien conmigo. Lo hacemos todo a pulmón, con la ayuda de los negocios y patrocinadores que nos dan una mano y siempre confiaron y apostaron por nosotros.