Política

De opiniones contrapuestas

Interpretaciones y paradigmas de los diputados nacionales Héctor Baldassi y Pablo Carro.

POLÍTICA/ LA REGIÓN 


Interpretaciones y paradigmas de los diputados nacionales Héctor Baldassi y Pablo Carro. El día 15 de noviembre se terminó de aprobar el presupuesto nacional en la cámara legislativa con 45 votos a favor, 24 negativos y una abstención.

Con apoyo de parte del peronismo, Cambiemos logró aprobar el Presupuesto Nacional 2019 en el Senado
  • Por Pablo Brueyne.
  • periodico@elmilenio.info
  • Ana Sánchez y Candela García. 4°A IMVA.
  • Cayetano Bellomo y Franco Lehmann. 4°B IMVA.
  • Malena Petroli y Rocío Fernández. 4°A IENM

El oficialismo logró aprobar el presupuesto nacional gracias al acompañamiento de una parte del Bloque Justicialista y de las bancadas provinciales como el Movimiento Popular Neuquino (MPN) o el Frente Renovador de Misiones. El mismo contempla gastos totales por 4.172.312 millones de pesos, y un recorte de gastos por unos 400.000 millones de pesos respecto del año anterior, en búsqueda de bajar a cero el déficit fiscal primario.

En esta nota, los diputados Héctor Baldassi y Pablo Carro dan su opinión sobre el presupuesto.

El Milenio: ¿Cómo describiría Usted al presupuesto nacional 2019 aprobado por ambas cámaras?

Pablo Carro: El presupuesto en realidad tiene un problema de conjunto, no es que tiene algún aspecto negativo. Tiene recortes en áreas centrales como educación, salud, cultura, vivienda, en adultos mayores y jubilaciones, en cuidados de la mujer, etc. Por donde lo agarres es un presupuesto que tiene recortes, salvo en lo que tiene que ver con el pago de intereses de la deuda externa, eso sí aumentó casi en un 50%.

Héctor Baldassi: En primer lugar quiero aclarar que el debate del presupuesto se da en un contexto económico cargado de complicaciones, es como “una enfermedad crónica” que durante muchos años se la subestimó, pensando que viviríamos con ella sin ningún tipo de consecuencia. Pero la realidad es otra, que el diagnóstico nos obliga a tratarla con urgencia y con medicamentos que nunca, seguramente, quisimos tomar. El gobierno asumió la responsabilidad de lograr el equilibrio fiscal y sanear la economía.

«El gobierno asumió la responsabilidad de lograr el equilibrio fiscal y sanear la economía».

Se incorporaron la mayoría de las modificaciones que fueron solicitadas por distintas fuerzas de la oposición, fue un consenso de diálogo. Hubo casos como la estipulación de la deuda pública, algunas modificaciones que se hicieron al club patagónico, el fondo de las cajas provisionales para las provincias y también a eliminar el impuesto a las ganancias para las mutuales y cooperativas.

El punto de inflexión: el gasto social…

EM: ¿Cómo piensa que va a influir el mismo en la sociedad?

PC: Lo que va a generar este presupuesto, que vuelvo a repetir, “está escrito con la lapicera del Fondo Monetario Internacional”, es una caída de la actividad económica. Eso supone menos recaudación impositiva y por lo tanto, al final del año, de vuelta va a ser necesario hacer otro nuevo ajuste, porque no va a alcanzar el dinero tal como está previsto. Es decir que es un presupuesto, que nos va a ir llevando año tras año a más recortes en las áreas que mencioné.

«Por donde lo agarres es un presupuesto que tiene recortes, salvo en lo que tiene que ver con el pago de intereses de la deuda externa, eso sí aumentó casi en un 50%».

Por lo tanto, la situación va a ser bastante delicada, si a eso se le combina la apertura de las importaciones, que mantiene adelante el gobierno, lo que vamos a tener es cierre de comercios, despidos, mayor desocupación y muchos problemas generales. Lamentablemente mientras no se cambie la orientación política económica, la situación actual va a ir incrementándose.

HB: Creo que la ley del presupuesto es lo que se denomina como ley de las leyes. Si bien como dije antes es necesario tener un presupuesto equilibrado en donde los ingresos no estén sobrestimados y los gastos subestimados. El gobierno le dio prioridad a los sectores más vulnerables destinando recursos al gasto social.


“El gobierno favorece los intereses de las grandes corporaciones. Cuando se le quita retenciones al campo pasa a tener precios internacionales. Entonces eso hace que el precio de la carne, por ejemplo, suba a precios internacionales o que un kilo de pan esté a $100 o de carne a $200. Los excedentes sirven para pagar la deuda, a cambio de la caída del consumo popular”. Pablo Carro


EM: ¿Cómo será la repartición a las provincias?

HB: Es el presupuesto más federal de la historia, en el cual los gobernadores participaron de su concreción desde el minuto cero, de una mesa de diálogo y con la incorporación de cosas que ellos solicitaban. Siempre entiendo la necesidad de lograr el equilibrio fiscal aceptando modificaciones, por ejemplo, el fondo sojero o el subsidio al transporte, esa es la participación que tuvieron los gobernadores en cada reunión que mantuvieron con los ministros y proponiendo, además, modificaciones.

PC: Lo que hay es un traslado del ajuste a las provincias en muchos programas que se llevaban adelante antes. Pensemos en las orquestas infantiles, las Bibliotecas Populares, los puntos de Cultura, los proyectos en educación o de salud, etc.


“El verdadero desafío es poner siempre ‘las cosas en su lugar’ y esa responsabilidad no es sólo del oficialismo sino también de la oposición, que, con su mirada crítica, debe ayudar a salir de un estado prebendario, que hace muchos años ha sumado en pobreza”. Héctor Baldassi


Por ejemplo, en salud se desarticularon procesos con lo cual el Estado Nacional garantizaba ayuda económica para aquellas familias que necesitaban hacerse tratamientos de hemodiálisis, de HIV u oncológicos, eso ya no lo paga más el Estado Nacional. Esas familias ahora tienen que recurrir al Estado Provincial, y si éste no tiene recursos, caen en el hospital público, que al mismo tiempo va a estar desfinanciado. Esto en los años 90 nos llevó a que cada provincia tuviera que hacer una moneda específica con un bono, en Córdoba fueron los Lecor.

EM: ¿Hay alguna acotación que quiera hacer respecto a las manifestaciones que se llevaron a cabo?

HB: El día de la votación en diputados, donde hubo esas manifestaciones, fue lamentable. Creo que toda manifestación y expresión es legítima siempre y cuando se realice con respeto, con tolerancia y conforme a la ley. Todo lo que te ocurrió fue lamentable, también lo que ocurrió dentro de la cámara de diputados, realmente fue tristísimo.

PC: El 99% de los trabajadores, jubilados y estudiantes que se manifestaron contra el presupuesto lo hicieron de manera pacífica, ordenada, sin generar disturbios. Un grupito minúsculo, te diría de diez o quince máximos son los que estaban tirando piedras, son los que después, los grandes medios nacionales mostraron y pareciera que había un caos frente al Congreso. A veces, incluso pareciera que fueran infiltrados por los servicios de inteligencia, que lo único que hacen es justificar la posterior represión de la policía y mostrar que no hay protestas contra el presupuesto. Yo creo que todo eso está armado por el mismo Gobierno Nacional para mostrar que a la ciudadanía no le importa o le parece bien el ajuste que están llevando adelante.

0 comments on “De opiniones contrapuestas

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: