Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

Historias de los corsos 2018: Uniao Da Serra

Uniao Da Serra, la escuela cordobesa que se llevó los aplausos y la admiración del público guarda una historia de solidaridad y de amor por la música.


Por Amira López Giménez | amiralopez@elmilenio.info

Fotografías: Facebook Fundación Escola de Samba Uniao Da Serra


Pasada la fiebre por los festejos en la ciudad quedaron muchas anécdotas en el tintero para contar y compartir. La edición número ochenta de los corsos en Unquillo reunió a distintos personajes y actores que aprovecharon esos días de alegría y espuma loca para dejar una serie de relatos que esperan ser contados.

Desde hace diez años, Aaron Nazareth, es productor del teatro Real. Entre muchas de sus actividades diarias se dedica a brindar clases de lo que considera su pasión: la percusión. También es Presidente de la Escola de Samba Uniao Da Serra, la primera institución en Córdoba dedicada exclusivamente a traer el calor y la alegría de Brasil.

Desde hace cuatro años esta escuela funciona bajo el lema de una fundación ya que no sólo se enseña samba sino que además, cuentan con una tarea muy importante: rescatar a jóvenes en situación de calle, ayudar a los comedores más necesitados y esparcir el valor y el sentido de la música a través de la samba brasilera.

De esta manera, Uniao Da Serra llegó por segunda vez a los corsos y Aaron cuenta que son más de cien personas las que conforman esta particular formación que pintó de violeta a la tradicional Doble Avenida.

“Contamos con una organización similar a los colegios de samba de Río de Janeiro. Es como un club donde  brindamos talleres y cursos, además de la formación que presentamos en los carnavales”, explicó el presidente y agregó: “Ser invitados por Unquillo es muy bueno porque significa que confían en el trabajo que venimos realizando. Somos una de las pocas escuelas que tiene ensayos durante todo el año y la verdad que estamos muy contentos porque queremos demostrar diferentes cosas. Tenemos armonía, banda, ritmo, distintos tipos de filas con banda incorporada”.

Asimismo, Aaron contó que la única fundación académica de la samba cordobesa es autogestiva. “Tenemos asociados que prestan de manera simbólica. Entre todos vamos aportando y trabajando con los barrios. Cada carnaval nos brinda la posibilidad de seguir avanzando, juntando dinero para trabajar durante el año y asistir a los encuentros internacionales de samba”, aclaró el docente solidario que además lleva a los chicos a encuentros en distintos puntos del país y muchas de las enseñanzas también son adquiridas en Brasil, Río de Janeiro para ser más específicos.

Uniao Da Serra en Unquillo a la altura de la Doble Avenida

La fundación de samba trabaja con siete comedores fijos durante todo el año. En numerosas ocasiones también ayudan a otros comedores alternativos que se encuentran en la ciudad, respetando el lema de “ayudar siempre que se puede”.

Por su parte, Aaron agregó: “Tratamos de trabajar con chicos en situación de calle, la idea es sacarlos de ahí y llevarlos a la Escola donde generalmente los becamos. Todos los instrumentos y los vestuarios los adquirimos gracias a los distintos eventos que vamos organizando para sustentarnos, los chicos no tienen que pagar por esto. En cada evento juntamos alimentos para los comedores. El proyecto para este año es juntar lo necesario para tener un comedor propio y una biblioteca popular”.


La samba en Córdoba


Las formaciones de samba brasilera tienen su toque particular, no sólo la alegría y el color forman parte de este estilo cultural de la música sino que su formación y modos de dirección sos distintas lo que provoca un particular desfile cargado de colores y alegrías. Desde la música hasta la danza la Uniao Da Serra lleva este estilo impregnando las calles de la ciudad.

“Acá en Córdoba se le dice batucada a la banda incorporada, en cambio en Río de Janeiro hay un director de orquesta al que se le dice “mestre”, quien mediante señas elabora distintos tipos de ports  y se agregan otros instrumentos como la cuica y la caixa. La afinación es distinta: se utiliza primera, contra y tercera. Son tres notas diferentes porque nosotros lo afinamos con otros tonos y hacemos coreografías”.

Los  vestuarios también se caracterizan por ser distintos. En la Escola los van rotando y dependen de la posición que ocupe cada bailarín. Así, las bailarinas profesionales tienen trajes con el distintivo color violeta, mientras que la formación conformada por los alumnos de los talleres van con trajes negros. Luego están las “bahianas” que siempre van adelante aperturando el desfile.

Además, la Escola cuenta con las figuras propias de carnaval: portabandera, mestre de sala, las musas, las reinas de baterías, la reina de pasistas que va adelante, el rey momo. “Siempre tratamos de cuidar la estética de la mujer, el que ve a la Escola podrá observar que no hay muchas plumas, salvo para las reinas. Tratamos de utilizar una estética de show de sala o escenario basándonos en una historia contada a través de la música”, retrató Aaron.


“El carnaval en Unquillo tiene mucho reconocimiento, está muy bueno lo que hacen, realizan talleres y hay pocas localidades tan dedicadas en Córdoba. En Unquillo se hace mucha escuela y con una estética diferente”. Aaron Nazareth.

 

 

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: