Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

Patinar para superarse

La rioceballense Noelia Oliva es una de las patinadoras nacionales más importantes de los últimos años. En entrevista con El Milenio dialogó acerca de su carrera, las lesiones, los grandes triunfos y su retiro de las pistas.


Por Ignacio Parisi | ignacioparisi@elmilenio.info

Colaboradores: Pedro Pedernera

y Francisco Zabala. 4°A IENM


Campeona nacional en diversas categorías, Noelia Oliva se convirtió en una de las mejores atletas de la disciplina en Argentina, de la mano de un enorme esfuerzo. “Arranqué a los cuatro años, porque estaba por empezar el jardín y justo se cerraron todas las salitas de cuatro. Mis padres decidieron mandarme a hacer alguna actividad e intenté con patín en el campo de deportes de Río Ceballos”, afirma Noelia.

Su gran progreso en el deporte la llevó rápidamente a competir, aunque su carrera se topó con la gran barrera de las lesiones, cuando apenas tenía trece años. Las exigencias generaron una complicación grave en su tobillo y con la articulación rota tuvo que recurrir a una operación. Pasaría entonces cinco años con los patines colgados, intentando retomar vuelo. Al volver, a pesar de las grandes dificultades físicas, Noelia Oliva volvió a demostrar todo su nivel.

El Milenio: ¿Cuál considerás que es tu mejor especialidad: el programa libre o escuela?

Noelia Oliva: Me gusta más libre, pero soy buena en escuela. Libre es la especialidad más exigente y más técnica, te propone otro desafío y pienso que entrenar hasta que te salga algún ejercicio es lo que te motiva a seguir siempre por más. Escuela tiene menos exigencia física, pero se necesita muchísima técnica y concentración para poder llevar a cabo las rutinas.

“El retiro creo que es definitivo, ya vendí los patines de la especialidad escuela, me dejo los de libre porque uno siempre vuelve a donde es feliz”, subrayó Noelia Oliva.

EM: ¿Cómo hiciste para sobreponerte luego de estar años lesionada siendo tan joven?

NO: Es complicado cada vez que afrontás una lesión. Yo siempre trato de acordarme de todos los años que le dediqué al patín; recordar todo lo que tuve que pasar para llegar hasta donde llegué. También es importante saber que uno lo hace por un deseo y una satisfacción propia.

EM: Tuviste varias consagraciones importantes a lo largo de tu carrera. ¿A cuál le das más valor?

NO: Desde lo personal, más allá de cualquier campeonato nacional, para mí el más importante fue mi campeonato al volver de la cirugía. Venía de someterme a una operación y estrenaba mi participación en la Categoría A, a nivel nacional. Se podía hacer tres disciplinas: libre, escuela y combinado. En esa última salí primera y eso me clasificó para una competencia internacional en Italia. Allá participé en la Copa Sedmak Bresan y fue la mejor experiencia de mí carrera, porque como en todo deporte, uno siempre sueña con usar la malla de Argentina y representar a su país. Obtuve el sexto puesto en la final y en dos figuras quedé segunda.

EM: Este año tuviste tu última competencia y decidiste retirarte. ¿Cómo viviste esta etapa final?

NO: Fueron varias las razones que me motivaron a retirarme. Quiero darle lugar a la facultad, que ya la retrasé un poco, y a eso se suma el hecho de que mi tobillo ya no me deja patinar. Todavía no me recuperé y por orden médica no puedo seguir patinando bajo tanta exigencia. Tengo que volver a operarme.

Terminé presentándome casi sin entrenar al último provincial, obtuve el primer puesto en la competencia. Con esos puntos, más los de los otros provinciales en los que participé, quedé campeona de Córdoba 2017 en mi categoría. El retiro creo que es definitivo, ya vendí los patines de la especialidad escuela, me dejo los de libre porque uno siempre vuelve a donde es feliz, pero no tengo la intención de entrenar para competir.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: