Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

Visión autorizada

Casi 20 años de la vida de Nicolás Terrera están ligados al tenis. El unquillense enfrentó como profesional a algunos de los más grandes exponentes del deporte en la actualidad, y en esta entrevista con El Milenio brinda su acabada perspectiva sobre el circuito mundial y la formación de un tenista.

 Por Ignacio Parisi | ignacioparisi@elmilenio.info

Matías Mazzia. 4°A IENM

“No muchos llegan al profesionalismo. Es importante que el deporte forme buenas personas, además de competidores”, afirmó Terrera.

Cuatro años tenía Nicolás Terrera cuando su hermano mayor llegó a su casa y comentó a la familia lo divertido que había sido el juego que había practicado con un amigo esa tarde. Se trataba del tenis por supuesto, y al día siguiente, según afirma Terrera, siguió a su hermano como buen “niño molesto”, para pisar por vez primera el polvo de ladrillo que predomina en las canchas de nuestro país. Allí sostuvo, por primera vez la raqueta, y nunca más volvió a soltarla.

Nicolás compitió hasta sus 20 años, participando en certámenes a nivel “Future” (primer escalón hacia los torneos ATP). En ese nivel batalló contra figuras mundiales de la talla de Juan Martín Del Potro, Kei Nishikori, Roberto Bautista Agut, y Albert Ramos Vignolas.

El Milenio: ¿Cómo observás al circuito en la actualidad, con este retorno de Federer a su mejor nivel? ¿Pensás que este año la lucha por el número uno va a ser más cerrada que en años anteriores?

Nicolás Terrera: El circuito siempre es muy duro, muy competitivo, el calendario es bastante difícil, muy exigente, lo cual genera constantes lesiones. En la actualidad, Andy Murray es el número uno del mundo, pero no le está yendo muy bien. Tiene un problema en el codo que no le está permitiendo competir como quisiera. Le costó mucho llegar pero mantenerse es todavía más duro, a nivel tenístico y sobre todo a nivel físico, es demasiado desgaste.

En cuanto a Federer, se trata de un caso aparte, yo diría que no es un jugador de tenis, juega otro deporte aparte, es impresionante lo que está haciendo este año. Lo que ocurre con su calendario en particular es que él ya es grande, elije qué torneos jugar con mucho cuidado, no juega por el número uno del mundo, sino que su objetivo es ganar torneos importantes. Eso hace que pueda administrar su resto físico de otra manera, sin correr tantos riesgos de lesionarse. Ahora por ejemplo, decidió saltear la temporada de polvo de ladrillo, que es uno de los momentos más desgastantes del año. Él puede darse el lujo de no jugarlas y seguir manteniéndose en puestos top, al mismo tiempo que cuida su cuerpo para seguir jugando hasta el momento que él quiera.

EM: ¿Cuáles son los jugadores jóvenes que van a tomar la posta de los cuatro o cinco referentes que hace más de una década lideran el circuito?

NT: Hay varios, está Nick Kyrgios, un australiano que tiene muchos problemas de conducta, lo han sancionado ya varias veces, pero juega demasiado bien. Ya le ganó a casi todos los ‘top ten’ y claramente es uno de los mejores. El que tiene muchas posibilidades de ser el número uno de acá a un par de años es Alexander Zverev, un alemán de 19 años.  Tiene un talento increíble y va en franco ascenso.

EM: ¿Cuáles son los golpes más importantes en la actualidad para abrirse un lugar en entre los jugadores top a nivel mundial?

NT: El golpe más determinante en la actualidad, claramente, es el saque. Luego de fondo de cancha en este último tiempo los jugadores suelen estar mucho más equilibrados en la relación revés y derecha, ya casi nadie tiene un solo golpe fuerte. Está claro que muchas veces los puntos se definen con un drive porque es ahí donde la mayoría tiene una mayor aceleración. En el tenis moderno tenés que ser muy completo en todos los golpes, además de tener un gran físico, hoy por hoy 1,90m es la altura ideal para jugar al máximo nivel.

EM: Pensando en tu rol actual, ¿cuáles son los aspectos que considerás más importantes a la hora de formar un tenista?

NT: Como entrenador uno intenta formar al jugador en distintos aspectos como por ejemplo el psicológico, y estratégico. En primer lugar tenés que practicar todos los golpes en general, tanto el drive, el revés, el saque, la volea y lo tenés que formar para que sea agresivo, siempre y cuando el físico del jugador lo permita. Es difícil hacer que un jugador de físico chico sea ofensivo en el tenis de hoy.

Lo ideal es mejorar al jugador para que pueda dominar los puntos, al tiempo que aprende estratégicamente de qué manera llevar adelante un partido. También es importantísimo que tenga herramientas para desempeñarse en una situación defensiva en el juego.

Más allá de esto, yo creo que es fundamental trabajar el aspecto humano. No son muchos los jugadores que llegan a competir a nivel profesional, y es importante que el deporte forme buenas personas, además de competidores.

EM: ¿Cuál creés que es la mejor edad para empezar a jugar al tenis?

NT: No hay una edad predeterminada, todo depende del objetivo que cada uno se plantea, al igual que cualquier otra disciplina. Es más fácil empezar de chico ya que incorporás todo antes, tenés más coordinación. Pero pensando en el tenis, como un espacio recreativo y social, cualquier edad es buena. Yo tengo alumnos que empezaron a jugar al tenis a los 60 años. Entrené a un hombre de esa edad que empezó a jugar para invitar a una señora de su misma edad y me dijo que no sabía nada, pero quería empezar para hablar con ella, y después de varios meses la invitó. Hoy por hoy son pareja y van a jugar a mi club. Si el objetivo es apuntar a un nivel profesional lo recomendable es empezar a los cinco o seis años ya que se aprende mucho más rápido.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: