Edición impresa Política

Hablemos de la salud

Los centros de salud municipales se encargan en Río Ceballos de las variadas y urgentes necesidades médicas de los ciudadanos. En entrevista con El Milenio, Viviana Marx, Directora de Salud de Río Ceballos, y Carlos Del Carpio, médico referente de los dispensarios de la localidad serrana, explican el trabajo que se realiza en las distintas postas de salud.

Colaboración:

Giuliana Cragnoli y Constanza Yelicich.

Instituto Milenio Villa Allende.

Lara Rodríguez y Milagros Ocanto.

Instituto Educativo Nuevo Milenio.


Cardiología, kinesiología, fonoaudiología, traumatología, dermatología, psiquiatría, pediatría, nutrición y ginecología, entre otras, son las especialidades que los APS (Centros de Atención Primaria de la Salud) atienden en Río Ceballos.

Ante la profunda falta de instituciones médicas en la zona, con la única excepción del Hospital Provincial de Unquillo, las postas de salud se alzan como las únicas opciones a la hora de prevenir o resolver problemas vinculados a la medicina. En el caso de los dispensarios de Río Ceballos la situación no difiere demasiado con respecto al común denominador de todo el corredor de Sierras Chicas.

“En las postas contamos con una psicóloga, un obstetra y médicos comunitarios, que también cumplen una función social. Por ejemplo, si hay una persona diabética que no va a las postas nosotros vamos y preguntamos cómo anda, averiguamos si le pasa algo, etcétera”, afirma Viviana Marx, en relación a las distintas labores que cumplen los dispensarios.


Algunas de las dificultades que los pacientes presentan no pueden ser atendidas con las herramientas de estos centros de salud, por lo cual necesitan ser derivadas al espacio de sanidad más próximo, que cuente con los insumos y especialidades específicas para responder ante la urgencia. Al respecto, el doctor Carlos Del Carpio asegura que se trata de una situación compleja y que la cercanía del Hospital Provincial de Unquillo no representa ninguna garantía. “Quizás si hay algún paciente y lo queremos transferir y el doctor de Unquillo nos autoriza, puede ser. Pero siempre hay problemas con la ambulancia, porque tenemos que derivar al paciente y el doctor lo tiene que aceptar, si no, no lo podemos subir a la ambulancia”.


El Milenio: ¿Cómo manejan la temática de la vacunación en los distintos centros de salud y postas?

Viviana Marx: Tenemos una doctora que se encarga de hacer el stock de las vacunas que hay que pedir y las que no. También contamos con una enfermera de muchos años, responsable de todas las vacunas de los centros de salud y las postas sanitarias. Ahora estamos con falta, porque la provincia no las está enviando.


EM: ¿Ustedes están adheridos a todos los planes? Tanto provinciales como nacionales?

Carlos Del Carpio: Sí, Nación y Provincia mandan la orden, baja al Ministerio de Salud Pública y se acata. Los médicos hacen distintos tipos de capacitaciones brindadas por ellos.

EM: ¿Hay algún programa nuevo que apunten a implementar a corto plazo?

VM: Sí, es el que estamos bajando ahora. Es sobre las enfermedades crónicas no transmisibles  como la hipertensión, el sedentarismo, la diabetes, que son la mayor causa de muerte en el mundo. Hay un programa nacional, bajado a través de provincia y relacionado a esto. Se centra en los niños.

CDC: Si no cambiamos los hábitos de las personas, desde que son niños, también le ocasionará gastos importantes al Estado. Estos programas buscan prevenir, rastrear estas problemáticas de salud desde la niñez para evitarlas.

EM: Los casos de violencia ¿son otra problemática recurrente que deriva a las postas y dispensarios, teniendo en cuenta sobre todo el contexto de violencia de género tan latente?

VM: Sí, es algo que ocurre, y tenemos un equipo que funciona en promoción humana, que está totalmente articulado con una psicóloga especializada en violencia de género y con una abogada especialista en violencia de género también. Además tenemos un equipo de salud mental que hace un trabajo de fortalecimiento. Esto se llama equipo de fortalecimiento fármaco, cuando hay una cuestión de violencia nosotros inmediatamente articulamos con ellos para que accedan al caso.

EM: ¿Cómo es la relación con los pacientes?

CDC: La relación es muy estrecha, en mi caso llevo muchos años trabajando allí, conozco mucha gente. A veces la gente se queja porque no se los atiende con la urgencia que ellos necesitan. Cuando escucho la queja salgo y hablo con los pacientes.

EM: ¿Qué piensan que le falta al dispensario para que esté en pleno funcionamiento?

CDC: Yo creo que a nivel médico tenemos demasiado. Es decir, para ser un centro de atención primaria tenemos demasiadas especialidades, porque justamente la función de este tipo de espacio no es tener tantas funciones, ni cama fría,  ni internación, sino en cambio tener un pediatra, un obstetra y un ginecólogo. Ese es el equipo básico de salud para un centro de APS.

VM: Ahora tal vez se haga una pequeña ampliación para mejorar las cosas, estamos viendo si la hacemos durante este año. Siempre se podría estar mejor, siempre podríamos tener más cosas, siempre el recurso económico es lo que está limitando.

EM: ¿Cómo ven y tratan problemas como las enfermedades de transmisión sexual, o la hepatitis?

CDC: Bueno, observamos un aumento de enfermedades de transmisión sexual, nos encontramos como muchos casos de mujeres embarazadas y jóvenes con sífilis, en el último tiempo ha aumentado en Córdoba. Nosotros tenemos un centro que atiende los días miércoles, que es el único centro del interior de la provincia que trabaja la detección temprana e inmediata de HIV, Hepatitis B, Hepatitis C y Sífilis. Es importante decir que es totalmente anónimo, sin pedido del médico, y que en treinta minutos te dan el resultado.

0 comments on “Hablemos de la salud

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: