Cultura Edición impresa

Un corto para volver en el tiempo

El pasado 22 de abril se llevó a cabo el rodaje de “Gino”, un cortometraje de la Fundación Josefina Valli de Risso que se presentará en el festival “SEMI al FUTURO”, organizado por el colegio Manzoni de Italia. Más de cien integrantes de la comunidad educativa participaron de la filmación que se realizó en la vieja estación del ferrocarril de Huerta Grande.

Despuntaban las primeras horas de un día nublado y fresco, donde hasta el clima parecía un poco nostálgico. Los viajeros recién llegados del viejo continente se agolpaban en el andén con rostros de cansancio. De vez en cuando aparecía un chiste amistoso, o una tímida mirada de esperanza que escrutaba el paisaje desconocido más allá de las vías.

Las mujeres de falda larga y pañuelo en la cabeza, los hombres casi de traje, o simplemente de camisa, pantalón y boina. Algunos arrastraban valijas de cuero con cierres metálicos, gastadas de tanto viaje, otros esperaban en una fila que parecía no moverse nunca, los niños sentados sobre los baúles donde sus padres trataron de comprimir toda una vida para emprender la sacrificada aventura de hacerse al mar, buscando nuevos horizontes, nuevas oportunidades, nuevos sueños.

Parece una postal de la llegada de los inmigrantes a nuestro país, allá por 1930, pero en realidad es una escena de “Gino”, el nuevo cortometraje del Departamento de Medios Audiovisuales con el que la Fundación Josefina Valli de Risso participará del festival “SEMI al FUTURO” organizado por el Cívico Liceo Lingüístico Alessandro Manzoni de Italia, instituto con el cual la Fundación realiza intercambios estudiantiles todos los años.

La temática de la edición 2017 del festival italiano es “Inmigración e integración”, sin duda un tema muy importante para Europa en estos últimos años. «Cuando nos llegó la propuesta del colegio Manzoni pensamos qué podíamos hacer nosotros desde lo audiovisual para dar un mensaje que lleve a la reflexión y a la concientización sobre esta temática. Investigando descubrimos que Argentina es el segundo país de Latinoamérica con mayor cantidad de inmigrantes italianos y por eso decidimos contar la historia del arribo de una familia italiana que viene a vivir a nuestro país en la década del ‘30», explicó Cristian Salas, quien nuevamente se pone en el papel de director, con Yannick Constantin como asistente principal.

«Aceptamos la invitación porque vivimos en la búsqueda constante por hacer cosas que sean una contribución a las cuestiones sociales que nos tocan, desde nuestro lugar como productores de contenidos educativos. El mundo transita por distintos momentos y nosotros somos parte de eso, por eso siempre buscamos aportar desde la escuela un mensaje esperanzador para las cosas que nos están sucediendo», añadió.

Para toda la familia


Como en cada nuevo desafío que emprende la Fundación, la comunidad académica tuvo un rol protagónico en el rodaje que se llevó a cabo el sábado 22 de abril en Huerta Grande. Familias enteras, alumnos, ex alumnos, docentes y personal del Instituto Educativo Nuevo Milenio y del Instituto Milenio Villa Allende se pusieron en la piel de los inmigrantes que llenaban la antigua estación del ferrocarril (con vestuario y elementos que en varios casos pertenecieron a los verdaderos inmigrantes que dieron origen a las generaciones actuales de estas familias).

«Fue una apuesta muy grande, no sólo porque se hizo en menos de un mes sino también porque buscamos cumplir con el objetivo de hacer cosas en las que los padres puedan participar. Normalmente sólo necesitamos dos o tres actores, pero en este caso hubo más o menos cien extras en escena. Nos pareció una buena oportunidad para hacer un gran despliegue, invitar a las familias a jugar de cierta manera, interpretar personajes, buscar viejas ropas en el ropero, cosas de los abuelos y recrear un universo parecido al que se vivía en 1930», comentó Salas y destacó la participación de los voluntarios.

Detrás de cámaras también hubo un gran equipo, conformado por cinco alumnos de cada colegio, padres, docentes y ex alumnos que actuaron como técnicos, desempeñándose en todo momento con una seriedad digna de cualquier rodaje profesional. El producto final tendrá una duración aproximada de tres minutos y será presentado en mayo.

La historia


Una familia de italianos recién llegada al país se prepara para salir de la estación de tren cuando el pequeño Gino, el más joven de los hijos, se detiene cansado por el largo viaje, deseando volver a Italia. Las palabras de su padre lo ayudarán a superar las dudas y el miedo y lo acompañarán a lo largo de toda una vida en el próspero suelo argentino.

DSC_0150
DSC_0113

4 comments on “Un corto para volver en el tiempo

  1. Pingback: El próximo miércoles se estrena “Gino” – El milenio

  2. Pingback: Emocionante estreno de Gino | El milenio

  3. David c. Ruiz

    Cada producción que va haciendo el Milenio, se supera aún más. Gino es sin duda hasta el momento, el mejor trabajo realizado. Felicitaciones.

  4. Pingback: ¡Gino campeón! | EL MILENIO

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: