fbpx

El Milenio

Noticias de Sierras Chicas

Ida y vuelta al cole

Con el comienzo del ciclo escolar, además de las compras de los útiles, otro tema a resolver es el del transporte.

Las ofertas de los transportes escolares ya comenzaron a llegar. El costo para este 2017 se prevé que será de un 30% más que el año anterior. En esta nota, entérate de los requisitos y obligaciones que deben cumplir estos vehículos de pasajeros menores de edad.


Por María Emilia Soria

emiliasoria@elmilenio.info

unnamed-5

Con el comienzo del ciclo escolar, además de las compras de los útiles, otro tema a resolver es el del transporte.

La ida y vuelta al cole en muchas ocasiones se vuelve un problema a resolver en las familias. Elegir el transporte escolar no es tarea fácil, ya que depende del precio, la empatía con los choferes, la seguridad del vehículo, los horarios, las jornadas extraescolares, entre tantos otros factores que suman a la toma de esta decisión.

En este 2017, se prevé un aumento del 30% en el costo del transporte escolar. Traducido en dinero se hablaría de entre $1200 y $1500, según la distancia del recorrido.

unnamed-2

Convenio vigente

En marzo de 2014 se firmó el Convenio de Reciprocidad entre las ciudades de La Calera, Saldán, Villa Allende, Mendiolaza, Unquillo y Río Ceballos, el cual estableció el permiso de circulación del transporte escolar entre las ciudades firmantes.

Esto es, que los transportes escolares de otras ciudades podrían buscar niños para poder llevarlos y traerlos de las instituciones educativas. Cuestión que hasta aquel momento estuvo prohibido.

Este dilema -ya solucionado- fue siempre un punto débil en la región, ya que los colegios y alumnos están repartidos entre las distintas localidades. Esto se debe a que la oferta escolar es mayor en algunas ciudades que en otras, y también el crecimiento demográfico trae aparejado una demanda superior en ciertos lugares de las sierras.

A partir de 2014, con la firma de este convenio, los transportistas podían circular y trabajar libremente por todas las ciudades colindantes. Por ejemplo, actualmente un transportista de Mendiolaza puede llevar chicos a los colegios de Villa Allende, o viceversa. Y así en todas las localidades que certificaron el acuerdo.

De esta manera, en su entonces los municipios tuvieron que unificar las condiciones y exigencias requeridas para el otorgamiento y sostén de la habilitación necesaria para prestar el servicio de transporte escolar, ya sea desde el punto de vista formal como técnico.

En este sentido, la libre circulación de los transportes escolares habilitados se rigen con condiciones técnicas y de seguridad similares a las del transporte interurbano.

unnamed-4

Inspecciones y requisitos

Si bien el Convenio de Reciprocidad marcó un antes y un después en materia de transporte escolar, lo cierto es que no se logró por completo que los municipios otorguen las mismas exigencias a los transportistas, por ello hay leves diferencias entre los requerimientos de las oficinas de automotor de las localidades de Sierras Chicas.

En el caso de la ciudad de Unquillo, Rafael Ponce de León –Encargado de la Oficina de Automotores- comentó a El Milenio que las inspecciones son obligatorias para todo vehículo que quiera desarrollar la actividad lucrativa y que se efectúan durante todo el mes de febrero.

“Se controla el estado del vehículo, que tengan el ploteado obligatorio, que tengan los cinturones por cada asiento, que tengan el seguro de terceros transportados, que es el que se utiliza para transporte de pasajero. También que los choferes tengan la licencia de conducir que los avale para manejar, que es la D1 -Licencia para transporte-, matafuego, balizas, botiquín de primeros auxilios“, aseguró Ponce de León.

A su vez, el funcionario aseveró que también “se pide ITV, certificado de antecedentes para los titulares y choferes”.

Por otra parte, Ponce de León explicó que “la tarifa no está regulada por la Municipalidad. Los mismos transportistas se regulan y hacen un criterio general de cuánto van a cobrar; no es como el taxi que la Municipalidad sí lo regula. Viene siendo como un comercio más el transporte escolar”.

En un costado más importante, Ponce de León aclaró que “la cantidad de niños que pueden ser transportados está regulado por la cantidad de asientos de los vehículos. Por ejemplo, una Kangoo puede llevar 8 o 9 niños. En cambio, las ‘trafic’ son entre 12 y 15, variando de acuerdo a la cantidad de asientos”.

Otras exigencias por parte de las municipalidades es que el seguro que lleven los transportes escolares sea para terceros transportados.

Para poder presentarse para realizar el trabajo de transportista, los municipios exigen que tengan un vehículo utilitario adaptado a transporte escolar, que tengan todas las ventanillas. “No se autoriza ningún vehículo que tenga faltante de ventanillas. Tiene que estar vidriada de extremo a extremo. No pueden tener vidrios opacos, tienen que ser los originales de fábrica. Los vidrios tienen que tener una visualización completa al exterior”.

Consultado por las mismas inquietudes, Carlos Barrios, encargado de Industria y Comercio de la ciudad de Mendiolaza, asintió sobre los mismos controles vehiculares en lo que respecta a la habilitación de transportes escolares en la localidad.

La única diferencia marcada es que la habilitación tiene un costo de $350. Y que en Mendiolaza no hay un límite en el cupo de transportes, contrariamente a Unquillo que el cupo máximo es de 20 transportes.

Transportes ilegales

Imagen relacionada

No es ajena a la realidad que actualmente existen transportes escolares que no están inscriptos para ejercer esa función.

“En los últimos meses advertimos que hay mucha irregularidad en la contratación de servicio de transporte escolar. Hay casos, increíblemente, en que los padres alquilan un auto particular y firman una autorización para el traslado de sus hijos sin ninguna medida de seguridad ni habilitación legal, con el sólo objetivo de abaratar costos”, explicó el intendente de Mendiolaza, Daniel Salibi a Día a Día.

Sin embargo, Barrios anticipó que “hay un trabajo mancomunado con los municipios colindantes acerca de los transportes ilegales, o vehículos que no estén habilitados. Se hacen controles espontáneos y en lugares claves”.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: