Cultura

Arte, docencia y naturaleza

Teresa Pastori es una artista y docente cordobesa de larga trayectoria que actualmente, y desde hace 18 años, vive en Mendiolaza, enamorada de sus paisajes. En entrevista con El Milenio, la pintora habló sobre sus trabajos y reflexionó sobre su relación con la docencia y el valor de dedicarse al arte más allá del dinero.

Teresa Pastori es una artista y docente cordobesa de larga trayectoria que actualmente, y desde hace 18 años, vive en Mendiolaza, enamorada de sus paisajes. En entrevista con El Milenio, la pintora habló sobre sus trabajos y reflexionó sobre su relación con la docencia y el valor de dedicarse al arte más allá del dinero.


Por Lucía Argüello

luciaarguello@elmilenio.info

teresa-pastori

Colaboración: Alejo Centeno. 4to IENM.

Pedro Rolón y Delfina Medrano. 4to IMVA.

MENDIOLAZA – Sus cuadros son como paisajes vistos a través del cristal de los sueños, de pinceladas rasgadas, colores claros y la presencia omnipotente de una naturaleza que transmite armonía y, a la vez, cierta calmada inquietud. Sin duda, 18 años de vivir en Mendiolaza han dejado huellas en Teresa Pastori. “No me muevo de acá por nada del mundo”, confirma a su vez la artista, con una sonrisa.

“Tere” Pastori, como aparece en su web y en algunas presentaciones de sus muestras, es Profesora Superior de Educación en Artes Plásticas desde 1992 y Licenciada en Pintura desde 1996, carreras que estudió en la entonces Escuela (hoy Facultad) de Artes de la Universidad Nacional de Córdoba. Ha participado en más de 35 muestras y exposiciones, tanto sola como en compañía, algunas en espacios de Sierras Chicas, desde Villa Allende hasta Unquillo, pasando por la propia Mendiolaza, de la que forma parte.

Las dificultades propias del campo la llevaron a repartir el tiempo entre sus obras y la docencia, actividad en la que encontró un goce inesperado. Hoy en día, da clases en una escuela de Mendiolaza y en otra de Córdoba, a la vez que mantiene un taller particular de pintura para adultos.

06_nov_2015_18_43_01_pastori-1

El Milenio: ¿Por qué decidiste dedicarte al arte?

Teresa Pastori: El arte es algo que siempre me gustó, ya desde chica, era a la que la maestra alababa por los buenos dibujos cuando iba al colegio. En el secundario, el llamado de dedicarme a esto era cada vez más fuerte y, mientras cursaba el último año, empecé a ir a un taller de pintura y bueno, me decidí. De todas formas, hice un curso de orientación vocacional también, porque siempre están los que te dicen “¡¿cómo vas a seguir eso?!”, pero me daba arte, arte por todos lados. Así que no dudé más y hoy en día estoy feliz con mi elección.

EM: ¿Qué tipo de pinturas realizás y con qué elementos?

TP: Yo trabajo principalmente con acrílico. Incursioné un poco en la acuarela pero la uso más que nada para hacer bocetos. En general se podría decir que mis pinturas son figurativas, pero la etapa que estoy atravesando ahora roza bastante la abstracción, aunque siempre basándome en la naturaleza. Digamos que siempre hice muchos paisajes y ahora esos paisajes se están desfigurando. Pasé del árbol con muchas hojas, a sólo algunas pocas, en un ambiente bastante abstracto.

pastori

EM: ¿Qué opinás sobre la movida cultural y la gran cantidad de artistas que viven en Sierras Chicas?

TP:Me encanta, yo creo que es una opción que hemos hecho varios. A mí la ciudad me corre, no me gusta, yo soy de lugares más tranquilos y campestres. Y la movida cultural es muy linda, siempre trato de participar del Museo a Cielo Abierto en Mendiolaza, por ejemplo, es lindo porque se va poniendo arte a distintos sectores de la ciudad, como el mural que hice al frente de la Municipalidad, los árboles secos transformados en esculturas, las garitas de los colectivos pintadas, etc. También me han llamado para que lleve obras al Concejo Deliberante. Son oportunidades muy buenas.

EM: ¿Te es fácil relacionar tu trabajo artístico con la docencia? ¿Cómo compatibilizás ambas actividades?

TP: Me costó muchos años tratar de compatibilizar, al principio pensaba que la docencia me quitaba tiempo para producir mi obra, pero bueno, tampoco me gustaría estar encerrada en el taller todo el día trabajando. Me gusta también lo que se puede lograr con el arte en la docencia, me apasiona mucho por más que cuesta y en las escuelas hoy en día parece cada vez más difícil enseñar arte. Pero cuando uno va viendo los frutos, te dan ganas de seguir. Igual tengo que hacer bastantes malabares para poder producir, porque es un trabajo que tiene que ser constante y no es remunerado, pero a la vez, es lo que más satisfacciones te da. Entonces me las ingenio, aunque cuesta, trato de hacerme los espacios para ser mamá, docente, artista y muchas cosas más.

06_nov_2015_18_43_01_pastori-2

EM: ¿Deja dinero el arte en casos como el tuyo?

TP: No, y muchas veces uno tiene que poner dinero de hecho. Todo el mundo te pregunta si se puede vivir del arte. Al principio yo decía que no, pero no es imposible. El tema es que pasa por muchas cosas, el reconocimiento, el mercado, el dinero que está metido en todo. Y son cuestiones muy subjetivas a veces, ¿por qué este sí y este no?, y a la vez muy concretas cuando hablamos de mercado. Es difícil.

Yo vivo del arte porque vivo de la docencia del arte y creo que eso también es vivir del arte, no tengo grandes pretensiones y no me gustan los lujos. Hay algunos que viven de su obra solamente, porque circula en los mercados y en las galerías, pero esos artistas suelen tener mucha presión, los galeristas les dicen “no te salgas de esta línea, porque ésto es lo que te vendo”. Esa es una limitación muy fuerte dentro de esa expresión supuestamente libre que tendría que tener el artista, porque lo obliga a ajustarse a lo que se vende.

EM: Pero más allá de la plata, se recomienda hacer arte ¿no?

TP: Para el que le gusta sí, totalmente. Hay una sola vida y tenemos que tratar de ser felices con lo que nos gusta hacer, si corrés atrás del dinero, vas muerto.

pastori-2

0 comments on “Arte, docencia y naturaleza

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: