Al calor del fogòn que calentaba los tambores, el pasado sábado 7 de mayo se lanzaron las nuevas propuestas artìsticas de la renacida Epa Unquillo.

El pasado sábado desde las 16 horas, en la Casita Verde de Unquillo (calles Bella Vista y Cerro de la Cruz, centro comunitario de barrio Alto Alegre), fue organizada una fiesta para relanzar la Escuela Popular de Arte (EPA). 


Por Redacción El Milenio | periodico@elmilenio.info 

Al calor del fogón que calentaba los parches de los tambores, el pasado sábado 7 de mayo se lanzaron las nuevas propuestas artísticas de la renacida EPA! (Espacio Popular de Arte) Unquillo. Así fue como, con mate cocido para los vecinos, los artistas de la EPA! largaron un nuevo año a todo pulmón y con muchas ganas de compartir y participar de la cultura popular, a pesar de los problemas que marcaron los primeros meses del 2016.

No faltaron los malabares, ni los números musicales de Franco Moreira, el grupo de tambores africanos Los Picaflores y la banda Pequeño Detalle. Desde barrio Güemes llegó la comparsa Tucumpa para armar una tardecita a puro baile.

Vale aclarar que, tras el conflicto con el actual gobierno, los miembros de la EPA! decidieron separarse del municipio y funcionará en la conocida Casita Verde (centro comunitario de barrio Alto Alegre, entre las calles Bella Vista y Cerro de la Cruz), ofreciendo talleres de música, danza, tela, yoga, malabares y fotografía para principiantes. Las inscripciones ya están abiertas.

13124753_1742166139340520_3856337592133314398_n

Fotos del evento | Gentileza de Jimena Muñiz