Ñu Porá, un barrio con recuperación lenta

Comercios destruidos y cerrados por la creciente, viviendas a la espera de ayudas para su reconstrucción, y puentes provisorios sin medidas de seguridad describen el panorama de lo que es este barrio de la ciudad de Río Ceballos.

Vecinos intentan avanzar las obras de reconstrucción con recursos propios.
Vecinos intentan avanzar las obras de reconstrucción con recursos propios.

Redacción El Milenio

Ñu Porá es un sector de la localidad que se encuentra atravesado en su totalidad por el río que desciende del dique La Quebrada, uno de los más crecidos el pasado febrero.

Viviendas domiciliarias y comercios de toda índole conforman un micro centro a la vera del río. Muchas de estas edificaciones fueron dañadas por el agua, ya que se encuentran próximas al afluente.

Ñu Pora 2

Transitar por la avenida principal del barrio hoy es posible, porque su reconstrucción se realizó casi en su totalidad, pero varias de las calles adyacentes aún se encuentran en proceso de reparación.

Los vecinos reclaman el arreglo de los caminos y puentes para tener accesibilidad a las viviendas, mientras que los comerciantes lo exigen de manera inmediata para continuar con su trabajo y garantizarse el ingreso económico.

Rubén Pedroza, dueño de un local comercial, comentó a El Milenio que de momento no recibió ninguna ayuda para la reconstrucción de la edificación que perdió por completo, ya que se derrumbó casi en su totalidad.

“Ayudas cero. Lo único que me trajeron fueron camionadas de tierra, porque esto era un hueco de dos metros de profundo. Si el crédito llega de la Nación, acá no hay nada”, afirmó el vecino. A lo que agregó: “Estoy esperando a ver que dice el Gobierno, porque necesito empezar a volver a construir, ya sea con el crédito que nos van a dar o con alguno que yo consigan, porque esto hace dos meses que está parado, que no cobro alquiler”.

Pedroza explicó lo que a la mayoría de los comerciantes del barrio le sucede, que al no existir más los bienes para alquilar, los contratos se caen y se pierde el inquilino, lo que supone un lucro cesante.

“Es un futuro negro el que se viene, y a corto plazo no hay nada. Ninguna ciudad del mundo está preparada para soportar 300 milímetros de lluvia en doce horas, pero nosotros no estamos preparados ni para arreglar una calle”, concluyó el locador.

El barrio se recupera poco a poco, ya que hasta la fecha -sin ayudas económicas- tiene gran cantidad de viviendas devastadas y abandonadas, incontables comercios que no pueden reabrir sus puertas, y vecinos azotados por la inseguridad que supone estar a la expectativa que ocurra una catástrofe nuevamente.

Ñu Pora 1

EL MILENIO

[elmilenio.info] Sitio Web de Noticias – Director: Guillermo E. Risso – Propietario: Fundación Josefina Valli de Risso – Domicilio de la publicación: Crucero General Belgrano, b° Los Talitas – Unquillo – Tel: 03543 480349 [Copyright Ⓒ 2017 Fundación Josefina Valli de Risso]

ESTAMOS SEGUROS QUE TE VA A GUSTAR

Comentarios en Facebook

Conectate con Sierras Chicas
A %d blogueros les gusta esto: