El Milenio

Noticias de Sierras Chicas

La voz de las juventudes

Intentando romper con los prejuicios negativos y la mirada adultocéntrica que suele dirigirse hacia la juventud, nació Dando la Nota. Se trata de un medio de comunicación digital con tonada serrana, hecho por y para jóvenes, desde una perspectiva participativa, horizontal y comunitaria. En agosto cumplen un año e invitan a celebrarlo el 3 de septiembre por la tarde en la Plaza Alem de Unquillo.

“Ser un joven en Sierras Chicas no es lo mismo que ser un joven en Córdoba”, “Me costó mucho conseguir trabajos en los que no me exploten”, “Somos una generación que se crio viendo el fuego”. Con estas declaraciones comienza una de las primeras producciones audiovisuales de Dando la Nota en Youtube. El video se titula “¿Qué o cómo es ser joven en Sierras Chicas?”.

Con un concepto único en la región, Dando la Nota se define como “un medio de comunicación juvenil con perspectiva serrana”, que propone hablar de las juventudes desde una mirada plural, diversa e inclusiva, entendiendo que no hay una única forma de vivir esta etapa, sino muchas.

“Algo que pasa en los medios de comunicación es que siempre se dice que los jóvenes hacen cosas malas, que somos vagos, que siempre estamos dando la nota”, comentó entre risas Luana Chara y explicó que, a partir de ese juego de palabras, surgió el nombre del proyecto. 

Se trata de un medio comunitario, digital y multiplataforma. Cuentan con un sitio web, un perfil de Instagram y un canal de YouTube. Así, aprovechan y combinan diferentes lenguajes, desde piezas audiovisuales, como podcast y videos, hasta artículos periodísticos y reportajes fotográficos.

En todas sus publicaciones, el foco está puesto en recuperar las voces de los y las adolescentes y jóvenes de la región, sus preocupaciones, necesidades y aportes a la sociedad, invitando a la reflexión, a pensarse con otros desde un rol protagónico. 

En definitiva, una mirada que no suele presentarse en los medios hegemónicos. “Somos jóvenes hablándoles a otros jóvenes. Y eso es lo que más les llama la atención a los pibes, ya que hablamos de ellos y también de nosotros”, destacó Luana, otra integrante del equipo y vecina de Unquillo.

“Este es un espacio donde se disputan sentidos, en el que nos pensamos en relación con los actores de la noticia. Somos un nexo entre quienes necesitan contar algo y quienes tienen que escucharlo”

Dando La Nota

De la escuela a las calles

Antes de convertirse en un medio, Dando la Nota fue un sueño colectivo de sus creadores, quienes además de los intereses, comparten el territorio. “La mayoría de nosotros nos conocimos participando de la Red de Centros de Estudiantes de Sierras Chicas, mientras cursábamos la escuela secundaria. Un tiempo después, en 2020, nos contactamos de nuevo con la idea de retomar esas ganas de vincularnos con otros jóvenes y con el territorio, pero esta vez como trabajadores y estudiantes universitarios”, recordó Guadalupe Colrat.

Debido a las restricciones, la iniciativa finalmente pudo concretarse un año después, el 29 de agosto de 2021. “Hubo que trabajar mucho antes del lanzamiento en redes, fue casi un año de laburo donde establecimos ciertos lineamientos, por dónde queríamos ir”, agregó la estudiante de Desarrollo Local y Regional. 

Si bien al principio eran diez personas, a pocos días de celebrar su primer aniversario, esa cifra casi se ha duplicado. Actualmente, el medio sierrachiquense está integrado por 17 jóvenes de distintas edades, que aportan desde sus conocimientos, respetando los intereses y las disponibilidades de cada uno. “Las formas de participación son diversas, no todos estamos en todo. Somos pibes que trabajamos y/o estudiamos también”, apuntaron.

En este sentido, Mauricio Heredia, comunicador sierrachiquense, explicó que cada miembro del equipo tiene acceso a todas las contraseñas de las cuentas y sitios, y el aporte de cada uno depende de su interés y posibilidades. Por eso, remarcó Heredia, la organización y el trabajo en equipo son los pilares fundamentales de su día a día y, antes de cada publicación, se consulta con el resto.


De las calles a la web

De entrada, se puede observar que la dinámica de publicación en redes y la construcción del contenido en Dando la Nota responden a una lógica diferente a la de la mayoría de los medios. Para los y las jóvenes, lo importante no es correr tras la noticia de último momento, sino hablar acerca de aquello que desean, les interesa y necesitan, tanto quienes producen los mensajes como quienes los reciben.

“Además de ser un medio de difusión de información, Dando la Nota es un espacio donde se disputan sentidos, en el que nos pensamos en relación con los actores de la noticia. Muchas veces somos un nexo entre quienes necesitan contar algo y quienes tienen que escucharlo, resolver el problema”, reflexionó Mauricio.

“Lo importante no es el algoritmo, pero sabemos que a veces nos condiciona”, apuntó Guadalupe. De hecho, si bien priorizan otras cuestiones, como trabajar los vínculos con jóvenes de la región, nunca pasan demasiado tiempo sin publicar. “Si no estamos en las redes, estamos en el territorio, compartiendo, participando de eventos, pensando ideas y temas sobre los cuales hacer nuevas cosas”, agregó Luana.


Además de comunicar a través de la web, Dando la Nota ha brindado talleres en escuelas de la zona, intentando llamar a la reflexión crítica respecto de lo que se muestra y se dice de los jóvenes en los medios, animando a otros y otras a tomar la palabra. 

Al ser un medio comunitario, la gestión y el sostenimiento depende totalmente de sus integrantes. “Nadie nos financia nada, lo sostenemos a pulmón, entre todos”, indicó Guadalupe. Por eso, buscan aprovechar al máximo el potencial y conocimiento de cada integrante, sumando, además, pequeñas capacitaciones en las que se comparten saberes y aprendizajes.

Por último, vale señalar que el joven medio festejará su primer año en la Plaza Alem de Unquillo, el próximo 3 de septiembre antes de que caiga el sol. “Deseamos encontrarnos, celebrar y compartir con otros. Habrá una radio abierta para poder contar de qué se trata nuestra propuesta y lo que venimos haciendo. También será un momento de intercambio, para que otros nos compartan sus trabajos», concluyó Luana.