13 agosto, 2022

El Milenio

Noticias de Sierras Chicas

Fuerte impacto de la pandemia en las mujeres con cambios en el empleo y los ingresos

El Indec remarcó que "siguen existiendo brechas estructurales con respecto a los varones, y entre las propias mujeres", en temas como inserción laboral, reparto de tareas domésticas y de cuidado, niveles de ingreso o acceso a puestos jerárquicos.

La pandemia de coronavirus tuvo un fuerte impacto socioeconómico, con cambios en el empleo y los ingresos, en particular en las mujeres, quienes incrementaron el tiempo de dedicación a las tareas de apoyo escolar, domésticas y de cuidado, según un trabajo del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) en conmemoración del 110° Día Internacional de la Mujer.

En su dosier, el Indec remarcó que «siguen existiendo brechas estructurales con respecto a los varones, y entre las propias mujeres«, en temas como inserción laboral, reparto de tareas domésticas y de cuidado, niveles de ingreso o acceso a puestos jerárquicos.

Según el Indec, las mujeres siguen mostrando una «menor participación en el mercado laboral y, cuando lo hacen, son más propensas a situaciones de subocupación horaria y desocupación«.

«Esta menor participación se da en paralelo con una mayor presencia femenina en las actividades domésticas y de cuidado de niños y niñas al interior del hogar«, agrega el informe.

Las mujeres estuvieron muy expuestas a los efectos de la pandemia por la segregación horizontal en sectores vinculados a la salud y los cuidados, reconocidos y declarados como esenciales durante el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO).

Asimismo, con una importante presencia de empleo informal e ingresos laborales más bajos, el servicio doméstico -rama de ocupación con mayor índice de feminización en la Argentina- fue una de las actividades más impactadas por la crisis de la Covid-19.

Durante la pandemia, por el impacto en el mercado de trabajo y el despliegue de políticas de transferencia de ingresos, la composición de los ingresos de los hogares se modificó, con una mayor participación de los ingresos no laborales en el total de los hogares.

Así, la participación de los ingresos no laborales se incrementó en cuatro puntos porcentuales con relación al total de ingresos durante la pandemia; cambio de composición de los ingresos individuales que se observó para ambos sexos.

Sin embargo, en el caso de las mujeres la suba en la proporción de ingresos no laborales en el total superó los 14 puntos porcentuales en los quintiles más bajos de la distribución del ingreso.

Esta suba en la proporción de ingresos no laborales sobre el total de ingresos se relaciona con el aumento en la cantidad de personas que percibieron transferencias de ingreso.

En este sentido, en el tercer trimestre de 2020, dos de cada 10 mujeres percibieron subsidios o ayudas sociales, el doble que en igual período de 2019, y el doble que los varones.

Además de los cambios en el empleo y los ingresos, la pandemia incidió en la división de las tareas al interior del hogar.

En los hogares del Gran Buenos Aires, en aquellos con menores de dos a 17 años fueron las mujeres quienes incrementaron el tiempo de dedicación a las tareas de apoyo escolar, y lo mismo ocurrió con respecto a la realización de las tareas domésticas y de cuidado, relevó el Indec.