15 agosto, 2022

El Milenio

Noticias de Sierras Chicas

Golfista Ángel “Pato” Cabrera detenido por Interpol en Río de Janeiro acusado de violencia de género

Mandatory Credit: Photo by Ian MacNicol/Shutterstock (7442862bv) Golf - Scottish Open - Castle Stuart Links Angel Cabrera in action at Castle Stuart Golf Course on the fourth day of the 2011 Scottish Open United Kingdom Scottish Open 2011 - 10 Jul 2011

Sin que se tuviera conocimiento de su salida de los Estados Unidos rumbo a Brasil, a donde había llegado el 31 de diciembre pasado, exactamente un mes antes de que se venciera su visa de turista radicada en Illinois, Cabrera fue detenido por las denuncias de la mencionada Torres Naya, su exesposa Silvia Rivadero, madre de sus dos hijos, y otra expareja entre 2014 y 2016, Micaela Escudero, "por violencia y amenazas".

Actualización.


El golfista oriundo de Villa Allende Ángel «Pato» Cabrera, de 51 años, fue arrestado el pasado jueves 14 de enero en la zona de Leblón, en el sur de Río de Janeiro, por la Policía Federal de esa ciudad brasileña, luego de permanecer prófugo de la Justicia mientras competía en los Estados Unidos, por lo que había sido integrado a la Red Difusión de Interpol, que lo buscaba por estar acusado de episodios de violencia de género contra tres exparejas.

La información, confirmada a Télam por el patrocinante de una de las tres denunciantes, Cecilia Torres Naya, el abogado Carlos Nayi, explicó que las razones por las que era buscado Cabrera obedecían a las denuncias de tres exparejas suyas por agresiones, amenazas, robo simple y reiterada desobediencia a la autoridad.

«Cabrera tenía código rojo de Interpol para ser capturado y ahora deberá afrontar este proceso detenido. Mi defendida me informó que Cabrera la siguió amenazando y acorralando telefónicamente desde Estados Unidos«, le explicó Nayi a Télam.

«Por ahora no hay fecha de extradición porque hace apenas dos horas que se produjo la detención«, aclaró el representante legal de Torres Naya.

Durante los últimos meses, el Superior Tribunal de Justicia de Córdoba le había rechazado dos peticiones al golfista, una para que la causa recayera en la Cámara Tercera del Crimen y no en la Segunda como finalmente ocurrió, y la otra para poder regresar al país y prestar declaración en libertad y no detenido como ocurrirá ahora.

Pedido de captura internacional


Foto Interpol/ La Voz.

Como explica el periodista Juan Federico para La Voz, desde minutos antes de las 18 del jueves último, Ángel “Pato” Cabrera (51), el reconocido golfista cordobés, permanece detenido en Río de Janeiro, Brasil. Continuará en esa situación varios días más, hasta que se defina su extradición a la Argentina. En Córdoba, la Justicia provincial lo reclama para juzgarlo en dos causas por supuesta violencia de género, mientras se investigan otras dos denuncias más por el mismo tema. En total, son tres las mujeres denunciantes.

Todo comenzó a mediados de agosto del año pasado, cuando el fiscal de Violencia Familiar de Córdoba, Cristian Griffi, ordenó la comparecencia de Cabrera por no haberse presentado voluntariamente en sede judicial, incumpliendo la orden de hacerlo en el marco de una resolución restrictiva que se le impuso en las mencionadas causas por violencia de género.

Fue entonces, cuando el fiscal Griffi recibió la información de que Cabrera no se encontraba en Villa Allende sino que había partido hacia los Estados Unidos para participar de torneos de golf senior sin autorización de la Justicia argentina, algo que también había solicitado la fiscal de la Cámara II en lo Criminal y Correccional de Córdoba, Laura Batistelli.

Cabrera, dueño de una reconocida trayectoria deportiva internacional que tiene como blasones sobresalientes haber ganado el Abierto de los Estados Unidos en 2007 y el prestigioso Masters de Augusta en 2009, ofreció durante el último semestre de 2020 algunas entrevistas a medios norteamericanos y hasta llegó a realizarse una intervención quirúrgica en la muñeca izquierda durante octubre pasado.



Sin que se tuviera conocimiento de su salida de los Estados Unidos rumbo a Brasil, a donde había llegado el 31 de diciembre pasado, exactamente un mes antes de que se venciera su visa de turista radicada en Illinois, Cabrera fue detenido por las denuncias de la mencionada Torres Naya, su exesposa Silvia Rivadero, madre de sus dos hijos, y otra expareja entre 2014 y 2016, Micaela Escudero, «por violencia y amenazas».