fbpx

El Milenio

Noticias de Sierras Chicas

Augusto Chamas, más de 40 años al servicio de la medicina en Villa Allende

A sus 66 años, Augusto Chamas es médico y director de la Clínica Privada de la Ciudad de Villa Allende. En entrevista con El Milenio, nos cuenta sus inicios en el mundo de la medicina, sus sentimientos, sensaciones y desafíos durante la pandemia. Además, analiza las medidas que se han tomado.

  • Por Milagros Franchi
  • 4to Año «B», Instituto Milenio Villa Allende 

Augusto Chamas es oriundo de Villa Allende y se desempeña como médico clínico. También, es fundador y actual director de la Clínica Privada de la Ciudad. Cursó sus estudios primarios y secundarios en el colegio cordobés Santo Tomás y sus estudios universitarios en la Facultad de Medicina de la UNC.

Hace 42 años ejerce su gran pasión y, a pesar de estar jubilado, sigue prestando servicios, por amor a la profesión. Hoy, vive en Unquillo, en pleno monte nativo, lugar donde se radicó para sentir más de cerca la naturaleza, a la par que pone el cuerpo diariamente en la batalla contra la Covid.19. Al respecto de lo último, reflexionó: «Parece que será larga y uno se va agotando».

Anuncios

El Milenio: ¿Qué es lo que te llevó a estudiar medicina?

Augusto Chamas: Por algunas situaciones de salud personales estuve en manos de médicos por mucho tiempo y eso, probablemente, haya marcado mi vocación.

Uno de los profesores que tuve en el secundario, el profesor de anatomía, un médico muy destacado de Córdoba, nos enseñó de su área en una forma muy eficaz (a tomar el pulso, a tomar la presión). Cuando terminé mi formación como médico, mi primera especialidad, fue medicina laboral, impulsada, también por él.

Complementé mi tarea de posgrado, cursando dos años de medicina laboral en la Universidad Nacional de Córdoba y esa fue mi primera especialidad. Mi segunda especialidad, años después, fue medicina interna, ya cuando fundamos la Clínica Privada de la Ciudad con mis socios, clínica que ya tiene una existencia de 30 años.

EM: ¿Por qué elegiste tu especialidad en medicina interna?

AC: Medicina interna es la parte de la clínica médica que trata a los pacientes graves. Me pasaba, al principio de mi carrera, que me daba un poco de fastidio atender a los pacientes y cuando se llegaba a la etapa de la gravedad (cuando requerían una internación o una cirugía), debía derivarlos, o sea, perdía la posibilidad de seguir atendiéndolos en la parte más difícil de su vida.

Por eso es que elegí esa especialidad, para poder, no solamente atender a los pacientes ambulatorios, sino atender pacientes que requieren internaciones complejas. Por eso, cursé cinco años de formación en la terapia intensiva del Hospital de Urgencias de Córdoba. Lo cual fue una experiencia magnífica en mi formación.

EM: Pasando más al tema de la situación actual ¿Cómo la vivís y qué desafíos te planteó la pandemia?

AC: Los médicos estamos capacitados para lo cotidiano, es decir, para diagnosticar, para tratar, para contener a los pacientes, a los familiares, las cirugías, los partos, etc. Es decir, estamos adiestrados para una tarea que uno ya la lleva bastante bien y con facilidad.

El hecho de esta cuestión inesperada, desconocida y peligrosa, donde la población tiene muy poca conciencia, en cuanto a que se infectan mucho, plantea un gran desafío. A muchos no les pasa nada, pero hay un porcentaje, de los infectados, un poco superior al 2%, que requiere internación, algunos en terapia intensiva, con insuficiencia respiratoria y pueden estar hasta 25 días.

Lo cual, el desafío es que se infecte la menor cantidad de gente en un lapso de tiempo prolongado, para que los equipos de salud puedan atender, con el número de camas y de respiradores que existen y la población médica, que no es un recurso que se pueda estirar o se pueda comprar, los médicos somos los que estamos. Entonces lo importante es que no se agoten las camas de terapia intensiva.

EM: ¿Qué pensás de las medidas que tomó el Estado para afrontar la pandemia y hubieras recomendado otras alternativas?

AC: Creo que el Estado ha hecho mucho, no se puede decir lo contrario. El esfuerzo que hace cada una de las provincias.

En la Provincia de Córdoba observo que se ha hecho un esfuerzo importante, pero seguramente, el que hace puede equivocarse. Nosotros sufrimos el brote, el primer geriátrico que se infectó, ahí ha habido algunos errores, se derivaron los pacientes al Hospital Italiano, casi todos, a otros hospitales.

Ahora, nosotros vemos como día a día se va infectando más la gente de los geriátricos y demás, ya veremos cómo sigue, pero parece que esto va a durar mucho tiempo y la batalla va a ser larga, uno se va agotando.



Anuncios

EM: Con respecto a esto: ¿podríamos decir que las personas después de tener coronavirus, pueden volver a tenerlo?

AC: Pareciera ser que hay reinfecciones. La inmunidad en algunos virus no significa que sea permanente, ya que, hay algunos que mutan su estructura genética y eso hace que la inmunidad que se adquirió al haberla tenido o al haberse vacunado no sea permanente, pero en este caso, no se sabe todavía muy bien.

EM: Para finalizar: ¿en qué personas se aplica el tratamiento de plasma para la Covid-19?

AC: Eso se usa en los pacientes que requieren internación en terapia intensiva y están con insuficiencia respiratoria. Al ponerle este suero, que tiene materia “antivirus”, se disminuye la cantidad de días, para que se recuperen rápidamente. Por eso, es importante que la gente que esté recuperada done sangre, para poder recuperar su plasma.

A %d blogueros les gusta esto: