fbpx

Suscribite

Introduce tu correo electrónico para suscribirte y recibir avisos de nuevas entradas.

29 octubre, 2020

El Milenio

Noticias de Sierras Chicas

Yomu. Herramienta educativa y estilo de vida

Disciplinas como música, yoga, meditación, neurociencia e inteligencia emocional fueron combinadas por la argentina Cynthia Zak para crear Yomu, un método que beneficia la mente y la salud de las personas. En diálogo con El Milenio, Zak compartió las bases de este sistema de meditación utilizado por más de mil escuelas alrededor del mundo y considerado una de las actividades más importantes en el día a día de sus adeptos.

Colaboración:

  • Candelaria Aguirres Nóbile y Mora Pedrón.
  • 4to Año. Instituto Educativo Nuevo Milenio.
  • Miranda Montibello, Paloma Acosta y Santino Vargas.
  • 4to Año. Instituto Milenio Villa Allende.

Yomu es un sistema que combina, yoga, meditación, mindfulness, respiración, inteligencia emocional, neurociencia y música para despertar la posibilidad de atención plena de cada persona y promover la comunicación no violenta, el fortalecimiento de la autoestima, el espíritu comunitario y el respeto. El método es utilizado como una herramienta de aprendizaje en numerosas escuelas alrededor del planeta. Más de 20.000 niños perciben sus beneficios, aunque también es practicado por adultos que buscan disminuir el estrés. 

Es un sistema para trabajar con niños, pero lo que se enseña a los adultos es lo mismo. Los entrenamientos son una experiencia de mindfulness en movimiento, muy activos, con mucha música”, resume de entrada Cynthia Zak, creadora del método y, a su vez, comunicadora social, escritora, cantautora, mamá y corresponsal exclusiva de Cadena 3 en Estados Unidos hace más de 20 años.

Su historia comienza con dos preguntas que un día se hizo a sí misma: “¿Cómo hago para que esta felicidad que siento, no se acabe?” y “¿Cómo puedo compartirla con los demás?”. Luego de una certificación en yoga que realizó en Miami (Florida), donde reside actualmente, empezó a dar clases a cientos de niños de escuelas estadounidenses. Al no encontrar los materiales que necesitaba para el desarrollo de la creatividad y la confianza, decidió crear, junto a un equipo de especialistas, herramientas para llevar adelante esta nueva experiencia de mindfulness que se había propuesto.

Yoga + Música = Yomu 


En un principio, su idea se conoció como Yoga-Music. “La historia es la música. Comencé a buscar materiales y no había nada de música ni de libros, de hecho, escribí el primero en 2011. La música surgió porque es algo innato, es parte de nuestro ser”, sostiene Zak y recuerda que en 2012 grabó el primer disco. Hoy Yomu cuenta con cuatro libros y más 150 canciones en Spotify compuestas bajo lineamientos neurocientíficos, diseñadas para mejorar la conciencia corporal, la inteligencia emocional y las habilidades cognitivas y sociales.


Última canción de Cynthia Zak en YouTube para el método Yomu.


Yomu es una conjugación del verbo leer en japonés, significa ‘leer entre líneas’, ‘leer el aire’, lo que no se ve, lo sutil. Y representa lo que es este sistema, porque va mucho más allá del mindfulness”, observa Zak y agrega: “He creado diversas herramientas, pero la música es nuestra columna vertebral y algo que nos diferencia de cualquier sistema de meditación tradicional”. 

La propuesta representó una innovación para integrar en la enseñanza escolar. “En lo personal, empecé tímidamente y terminé dando clases de yoga con música a más de 400 chicos en Miami. Ya pasaron diez años desde que me puse a entrenar a otras maestras, hice un manual y mi primer libro”, repasa la comunicadora.  Una de las experiencias en Córdoba se llevó a cabo en escuelas rurales de Estación Juárez Celman y en el colegio Santa María de Campo Metayer, donde aseguran que el método genera respeto, reduce el estrés y la ansiedad y mejora la atención de los estudiantes en el aula.

Esto es puro beneficio, el yoga es como un árbol con muchas ramas. Quizás el más conocido es el aspecto físico, que son los asanas (posturas), que trabajan todo el cuerpo, músculos, huesos, tejidos y órganos internos”, indica Zak y agrega que, además, el yoga permite “organizar y trabajar las emociones”. Ahí entra la parte psicológica, que incluye la cuestión de la inteligencia emocional, concepto en boga dentro de las corrientes educativas actuales.

El Milenio: ¿Qué pensás sobre el reconocimiento del Yomu en el último tiempo?

Cynthia Zak: Para mí fue clave asociarme con otras personas y empezar a trabajar en equipo. Lo cierto es que podría hacerlo sola, tengo mucha imaginación, creatividad y capacidad, pero siempre encontraría un techo. Al unirme con mis socios, se genera otra sinergia, que es parte de la nueva mentalidad de este mundo, ayudarnos entre todos. Así, lo que damos es mucho mejor y nos ven más. Eso pasó con Yomu.

Este año ha sido muy distinto para todos. En mi caso, normalmente me la paso viajando, voy mucho a Argentina para charlas y congresos. Este año hicimos todo online y nos ha ido muy bien. Pero ese reconocimiento del Yomu también viene de la mano de un par de cuestiones fundamentales: mucha seriedad y cuidado en lo que se da y en cómo se da. Hoy, todos los días, millones de niños en el mundo escuchan las canciones y eso es impresionante. 

EM: ¿En qué se distingue tu libro más reciente de los anteriores?

CZ: El cuarto libro que acabo de terminar contiene rituales para familias. La idea es que las cosas rutinarias que nosotros hacemos (vestirse, cocinar, lavarse los dientes, etc.), se conviertan en rituales, que lo cotidiano se vuelva mágico. Es un libro para todas las edades y va a ser como un oráculo. Es decir, si tengo un problema, por ejemplo, “mi hijo no se duerme” o “siento mucha ansiedad”, abro el libro y, donde lo abra, estará la respuesta con un ritual.

EM: ¿Te han cuestionado alguna vez por tu inclinación hacia estas disciplinas? 

CZ: Claro que sí, todo lo desconocido genera miedo. Cuando tengo una mente muy dogmática solamente voy a seguir lo que me enseñaron, lo que me dijeron que era verdad, y cuando llega otra información, en vez de creer que puede ser interesante, siento que me están amenazando. Como todas estas disciplinas vienen de Oriente (del hinduismo, el budismo y otras corrientes relacionadas), nosotros, como occidentales, no las terminamos de entender. Por suerte ahora hay más apertura y esperemos que se universalice cada vez más.


Descubre todo lo que sabes, Respiremos Juntos y Mindfulness: una agenda bilingüe, son algunos de los libros escritos por Cynthia Zak sobre el sistema Yomu.


EM: ¿Considerás que cumpliste tus metas? 

CZ: Eso nunca se acaba, uno siempre está creando algo. Muchas metas están alcanzadas y muchos de los proyectos se han conseguido, pero siempre es un trabajo en proceso. Todo el tiempo estamos al comienzo de algo. Eso es importante para mí y no quiero perderlo, me considero una eterna aprendiz.