Orlando Belli, envió en las últimas horas una nota a las autoridades del COE Central y a sus pares de Sierras Chicas manifestando su preocupación por la angustiante situación que atraviesan empresarios y trabajadores de la actividad gastronómica de la zona.

Como informa Prensa Municipal. el intendente de Agua de Oro, Orlando Belli, envió en las últimas horas una nota a las autoridades del COE Central y a sus pares de Sierras Chicas manifestando su preocupación por la angustiante situación que atraviesan empresarios y trabajadores de la actividad gastronómica de la zona que funcionan con baja clientela por efecto de la pandemia, y solicitó nuevamente el aval para permitir el ingreso de habitantes de la ciudad de Córdoba y otros departamentos a fin de concurrir a tales establecimientos locales, con protocolos y reservas previas.

Venimos detectando en los últimos meses el cierre definitivo de establecimientos en el corredor con el consecuente impacto negativo sobre el empleo en un sector que da trabajo a numerosas familias”, señala en su misiva el Intendente Belli. “Ante más de 180 días de la paralización de la actividad nos vemos en la obligación de actuar en defensa de cientos de puestos de trabajos en riesgo, con lamentables cierres emblemáticos como así también la destrucción de proyectos familiares de toda una vida”, agregó.

Nuestro pedido no es caprichoso. Creemos que la situación del sector, fruto del acatamiento de las medidas de aislamiento dispuestas a partir del 17 de marzo, ameritan la apertura al público de la ciudad capital y otras, toda vez que el comportamiento ciudadano, su infraestructura y las medidas emanadas de las autoridades la han colocado en una situación epidemiológica que lo permite”, aclaró Belli.

El cierre de innumerables establecimientos verificados hasta el momento en la localidad, como así también la imposibilidad de muchos otros que, aún operativos, no se encuentran en condiciones de hacer frente a sus obligaciones, han provocado que gran cantidad de trabajadores se encuentren frente a la pérdida total o parcial de sus ingresos. Esta situación los ha colocado en una situación de emergencia tal que no les permite generar los recursos necesarios para sostener a sus familias. “Así, debe entenderse que la situación social que atraviesan los trabajadores del sector es alarmante”, rescata el intendente.

A mediados del mes de agosto, el municipio habilitó el acceso a restaurantes de Agua de Oro desde Córdoba. No obstante, a poco del anuncio, autoridades del COE Central sugirieron retrotraer la decisión al manifestar picos de brotes de la pandemia.