La Unión de Trabajadores, del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina, solicitó la autorización del COE para que se realice un protocolo de funcionamiento acorde a la particularidad de cada hotel. Se debe a la crisis económica que se da hoy en día a causa de la pandemia, por ahora el pedido fue rechazo.

  • Colaboración: Lourdes Lugo y Sofía Abate
  • 6to Año, Instituto Milenio Villa Allende

El pasado 14 de agosto la Cámara Contencioso Administrativo de Córdoba rechazó un amparo colectivo solicitado por la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA) para la apertura “urgente” de la actividad turística en Ciudad de Córdoba y principalmente, en Carlos Paz.

En aquel pedido, la UTHGRA sostenía que desde el 1 de julio la provincia de Córdoba pasó oficialmente de un estado de aislamiento social obligatorio a otro de distanciamiento, por lo que no existe a su parecer, ningún motivo jurídico que les impida desarrollar su actividad comercial.

Los hoteles en general son menos peligrosos que cualquiera de los negocios ya autorizados a funcionar”, explicaba el comunicado. “Los trabajadores están totalmente desprotegidos, al no poder trabajar, ni tener un mínimo de ingresos necesarios para el sustento propio y familiar”.

No obstante, la justicia provincial rechazó tal pretensión al sostener que para que proceda el amparo, la lesión que se denuncia debe resultar provocada por un acto u omisión de la autoridad demandada que revista las notas de “arbitrariedad o ilegalidad manifiestas”.

Así lo expresó el camarista Leonardo Massimino al sostener que “de la acción interpuesta no resulta evidente que el acto atacado revista esa ilegalidad o arbitrariedad palmaria que es necesaria para habilitar la vía del amparo pues no surgen “prima facie”, con la nitidez requerida, los requisitos antes señalados, dado que el proceder de la demandada, cuya cuestionamiento plantea la accionante, se vincula las medidas adoptadas tendientes a abordar la pandemia del Covid-19 a nivel provincial”.

Malestar y rechazo


Por su parte, desde UTHGRA expresaron este lunes 17 de agosto por medio de sus redes sociales, el malestar y rechazo ante la resolución del magistrado Massimino al que tildaron de “ridícula”.

Esta resolución, que deja a los trabajadores en la indefensión más absoluta, es poco menos que ridícula: acudimos a la justicia, reclamando derechos, y nos volvemos con una exhortación irrelevante e intrascendente”, sostuvieron desde el sindicato de hoteleros.

Sinceramente la respuesta de este juez, carente de empatía, cercanía con los trabajadores y hasta del más mínimo sentido común, es de lo más insólita e inconducente, es más, guarda amplia similitud en cuanto a su ineficacia, como la frase #quedateEnCasa. Son frases, sentencias y respuestas vacías, de los funcionarios que manejan los poderes republicanos de nuestro país”, se lamentaron.