Jóvenes estudiantes propusieron a la Municipalidad un sistema de voluntariado que explique a los vecinos como separar correctamente la basura para el reciclaje. Según sus estudios, se gasta medio millón de pesos por no reciclar adecuadamente.

El pasado jueves 23 de julio la Municipalidad de Villa Allende se reunió con Eugenio Pettiggiani del INTI junto a cinco estudiantes de Gestión Ambiental con el objetivo de trabajar y concientizar sobre el reciclaje y compostaje en la ciudad.

Los alumnos; Amparo Soria, Agustin Prieto, Vittorio Cuaranta, Mora Nougues y Celeste Mungi presentaron un proyecto de sustentabilidad para el medio ambiente.

Según comentan los estudiantes, el proyecto originalmente nació como un sistema de sustentabilidad para bares, pero debido a la pandemia, lo adaptaron para que funcione como un sistema de concientización sobre la importancia del reciclaje entre vecinos.

Celeste Mungi contó que este año iban a empezar a realizar las pruebas pilotos, pero debido al virus resultó imposible por lo que lo presentaron a la municipalidad.

Como ya teníamos ese contacto con la Municipalidad, nos sugirieron llevar a cabo otro proyecto. Resulta que el municipio solicitó voluntarios que ayudaran a concientizar a las personas sobre el virus, y también se encuesto en que otras ramas estarían interesados y muchos respondieron que en la parte ambiental”, compartió Mungi sobre el origen de su trabajo.

Según comenta, hace un tiempo estaba funcionando en cinco barrios de Villa Allende la recolección de basura diferenciada, que pasa los días jueves pero solo retiraban residuos que sean para reciclar. Estos barrios son: San Clemente, San Alfonso, Solares de San Alfonso, Villa Allende Parte y el Ceibo. 

Lo que sucedió es que los camiones y camionetas que pasaban a recolectar no estaban juntando mucha basura», comentó Celeste.

«El principal problema es que la gente no sabe como reciclar, entonces nuestro proyecto se basaría en ser promotores ambientales, y capacitar a los voluntarios para que vayan casa por casa en estos barrios y le expliquen y saquen dudas a los vecinos sobre como realizar la correcta separación de residuos, y además explicarles como se realiza el compost”. 

Mungi resaltó que se gastan aproximadamente medio millón de pesos para poder enviar todos los residuos que se recolectan en un mes en la ciudad de Villa Allende hasta el basural de Piedras Blancas.

Por día se producen unas 30 toneladas de basura en esta localidad, podes dimensionarte lo que es eso. No se puede creer cuando te dicen los números. Una familia promedio de 4 personas si separa adecuadamente sus residuos y hace compost reduce hasta un 70% sus desechos”, detalló la estudiante. 

Para concluir, Celeste destacó que el reciclado tiene tres pilares fundamentales: social, porque genera empleo, económico, porque se reduce el gasto de plata que implica llevar la basura de Villa Allende al basural, y ecológico porque se reduce la cantidad de desechos que de entierran.