Se trata del merendero "Manitos Traviesas" en Villa Cornu que asiste a muchas familias desde que comenzó la pandemia. Lleva seis años funcionando pero ahora debió expandirse para satisfacer las necesidades de la gente.

¿Encontraste algún error? Avísanos


El merendero Manitos Traviesas, ubicado en Villa Cornu, trabaja desde el 2014 con niños y niñas de hasta 16 años. Desde el merendero proporcionan merienda, cena y una escuelita de deporte, con lo cual fueron cubriendo las necesidades de los niños y adolescentes.

Paola, una de las encargadas del proyecto, contó que desde marzo, cuando comenzó la pandemia, se triplicó la cantidad de personas que asisten, llegando a atender a todo el grupo familiar. “Nos transformamos en un lugar de escucha y apoyo para las familias”, contó la principal administradora.

Además, tienen un ropero donde las personas pueden buscar prendas que necesiten. “En este momento lo que más solicitan es ropa de abrigo y calzado, ya que muchos de ellos tienen familias numerosas y les cuesta acceder a ello”, explicó la encargada.



En esta línea agregó: “En un merendero la ropa que para otro es de descarte para nosotros tiene mucho valor. La lavamos, la restauramos y luego la entregamos”. Manitos Traviesas recibe todo tipo de donaciones e invitan al público para que conozcan el espacio.

Actualmente se encuentran entregando 360 viandas de merienda y cena tres veces a la semana. Para esto, cuentan con una ayuda mínima del Ministerio y compran comida en el banco de alimentos con precios más accesibles.

El merendero es llevado a cabo en familia y con ayuda de amigos. Cuentan con un total de 15 voluntarios para realizar las tareas. Para comunicarse y ayudar pueden visitar su página de Facebook, Instagram o al teléfono 3512575463.