Olga Beatriz Diego tiene 62 años y es de la ciudad de Villa Allende, desde hace dos años está jubilada como docente de una escuela primaria y ahora tiene una biblioteca semipública en su casa.

Por Julieta Leites y Jazmín Garrone

4to Año. Instituto Educativo Nuevo Milenio


¿Encontraste algún error? Avísanos


Con la llegada de la cuarentena, la vecina de Villa Allende Olga Diego, se puso a buscar alternativas para seguir manteniendo la biblioteca activa sin necesidad de que sus clientes deban salir de sus casas. Ya que su esposo se había quedado sin trabajo porque conduce un transporte escolar -y al no funcionar la escuela, se redujo aquella fuente de ingreso-, se les ocurrió enviar por mensajes de WhatsApp a todas las familias de los estudiantes que trasladan, una publicidad en la que les ofrecían buscarles material o imprimirles lo que necesitaban y llevárselos a domicilio en su auto particular.

Así, prestaron un servicio para que las personas no tuvieran que salir de sus hogares. Tratándose de una propuesta que de ninguna manera iguala a la del transporte escolar, pero ayuda a la economía familiar.


“Pienso que es una forma de fomentar la lectura, siempre estas oportunidades hacen que todos lean más”.


EM: ¿Podría explicar en qué consiste su emprendimiento?

OD: En mi casa funciona una biblioteca semipública y tengo además, una computadora para que mis clientes puedan buscar cosas por Internet, hacer impresiones y fotocopias de los libros. Cuando comenzó la cuarentena ellos necesitaban hacer copias y buscar información, entonces se nos ocurrió que podíamos llevárselos a sus casas.

EM: ¿Alrededor de cuántos libros tiene en su biblioteca y de qué temáticas?

OD: Mi biblioteca, bueno mejor dicho nuestra biblioteca porque también es del Barrio Pan de Azúcar, cuenta con 4.576 ejemplares, en los cuales, hay libros para docentes, libros de lengua, de lectura para adultos, de poesía, enciclopedias, lectura para niños y adolescentes, de matemática, física, contabilidad, química, tecnología, ciencias naturales y anatomía; de educación cívica, psicología, ciencias sociales, historia, geografía, computación, religión, arte, música, deportes, cocina, alimentación y de idiomas.

EM: ¿Qué zonas abarca su trabajo?

OD: Únicamente Villa Allende porque no podíamos movilizarnos. Ahora sí, pero en un principio no se podía ir a otro lugar que no fuera la misma localidad, así que solo abarcamos toda la zona de nuestra ciudad.

EM: ¿Quiénes son parte de este proyecto además de usted?

OD: Únicamente mi esposo y yo.

EM: ¿Delimitó algún horario en especial para hacer los encargos?

OD: Pusimos desde las 10:30 hasta las 20:00 horas. pero tratamos de juntar varios pedidos, ya que mi esposo va en auto y si lleváramos un encargo por hora no nos convendría, entonces tratamos de juntar muchos para el mediodía y si no, los llevamos a la tarde.



EM: ¿Usted les hace recomendaciones a sus clientes según sus edades y gustos?

OD: Para el préstamo de libros sí, una vez a la semana distribuyo cinco o seis ejemplares de cuentos para adultos y de cuentos para niños o adolescentes, les saco una foto y lo pongo en mis estados de WhatsApp y en un posteo de Instagram y si hay alguien que quiere que le preste alguno de estos, lo separo y se lo presto.

Cuando vienen a buscar información, casi siempre trato de que lo hagan desde los libros, a no ser que sea algo muy nuevo o específico que tengamos que sacar de Internet, pero usualmente trato de que lo encuentren en papel, les recomiendo algún libro o enciclopedia para llevarse o para que obtengamos allí la información.

EM: ¿Cuántos clientes tienen por mes aproximadamente?

OD: No he sacado la cuenta del total, pero aproximadamente entre veinte y veinticinco en un día.

EM: ¿Piensa que este emprendimiento puede fomentar la lectura en las personas?

OD: A través del tiempo, yo he visto que mucha gente dice que los chicos no leen, o que las personas en general no leen, yo pienso que hay que darles la oportunidad de que lean, entonces, si uno les da la oportunidad, si cuando vienen, uno les busca lo que quieren, les tiene paciencia, les enseña qué pueden leer, las personas leen.

Pienso que sí, que es una forma de fomentar la lectura. Siempre, estas oportunidades hacen que todos lean más, incluso ahora he tenido gente adulta que como está sin trabajar y sin salir de su casa vino y pidió libros de auto-ayuda u otros libros para distraerse, así que pienso que ha sido una buena oportunidad para fomentar la lectura.



EM: ¿Cómo ve el futuro de su emprendimiento?

OD: Quizás, cuando todo esto pase no voy a hacer tanto delivery de libros ni de copias, pero voy a seguir adelante con el emprendimiento porque al ser jubilada y la jubilación no es tan alta. Esto colabora con mi economía y aparte me hace distraer, sigo en contacto con los chicos y con las personas que es lo que me gusta, así que pienso que voy a seguir por un tiempo más.

EM: ¿En qué redes sociales o a través de que números se pueden contactar con usted para algún encargo o recomendación?

OD: Pueden contactarse a mi mail personal que es soswillysur@hotmail.com , en mi Instagram que es olga_diego123 y sino a mi teléfono celular particular que es 03543-155610907 o a mi teléfono fijo que es 03543-436739.