Las mismas se instalaron desde mediados de mayo e ingresaron desde Paraguay. La ONU las declaró "la plaga migratoria más destructiva del mundo".

Por Nicolás Artal

6to Año, Instituto Milenio Villa Allende


Las imágenes son impresionantes, una «marea» de langostas se instaló en la provincia de Formosa desde mediados de mayo. Las mismas provenían de Paraguay, pero parece que se instalaron definitivamente en el país y ahora rondan por las provincias de Chaco, Santa Fe y hace un par de días en Corrientes.

La noticia están preocupante, que incluso la ONU, se pronunció al respecto en una nota titulada el pasado 26 de junio como «Una plaga de langostas atraviesa el norte de Argentina y amenaza con llegar a Brasil«.

Desde la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) consideraron que esta plaga como «la plaga migratoria más destructiva del mundo«. Se trata de una nube de un kilómetro cuadrado de estos insectos puede consumir la misma cantidad de alimentos que 35.000 personas.


Con respecto a esta ola de langostas que puede llegar a Brasil en los próximos días y horas, el método de prevención más importante en este momento es un plan para monitorear cómo se mueven las langostas en tiempo real junto con las autoridades de Argentina y Uruguay”, explicó Fernando Rati, experto de la FAO.

“Hay que organizarse para hacer el tratamiento lo más temprano posible, dejar el avión a full de combustible a la noche para salir antes de que aclare, llegar a un horario que no se muevan porque cuando se mueven ya no hay más oportunidad”, precisó Guido Kindwerley, miembro de la Federación Argentina de Cámaras Agroaéreas (Fearca) en una entrevista para Infobae.



Fearca se encuentra trabajando con el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) que desde inicios de junio está realizando las tareas de coordinación con equipos de aeroaplicadores para tratar de controlar la plaga de langostas del desierto.