En este tiempo de carencias, como consecuencia de la pandemia del coronavirus Covid-19, la solidaridad cobra mayor importancia. Tal es el caso del Equipo Fútbol Solidario de Río Ceballos, un grupo de amigos que tomaron cartas en el asunto frente a la dificultad para proveerse alimentos de algunas familias vecinas. Para ello, emprendieron la iniciativa de preparar y repartir unas 400 viandas semanales entre los que más las necesitan.

Por Valentina Avellaneda y Valentina Cacho

4to Año, Instituto Educativo Nuevo Milenio


En este marco, El Milenio entrevistó a Duilio Corradini como vocero de esta agrupación espontánea con fuerte compromiso social. Este vecino de Río Ceballos, fotógrafo y comerciante comprometido, explicó cómo trabajan para lograr hacer llegar una porción de comida a quienes no les está siendo fácil conseguirla. “En este grupo de trabajo no hay cargos, pero las decisiones son tomadas entre todo el equipo, tanto en la parte de organización logística, como en actividades generales”, resumió sobre el espíritu que guía su accionar.

El Milenio: ¿Cómo surge la iniciativa de la viandas para la gente carenciada?

Duilio Corradini: A nosotros como “Fútbol Solidario” nos surgió la inquietud de tratar de ayudar a familias afectadas por la actual situación que hoy nos toca vivir, intentamos llegar a personas en situación laboral precaria, trabajadores jornalizados y familias que han visto una baja en sus ingresos diarios y que debido a la pandemia pasan una situación difícil en cuanto a lo alimentario.

Siendo nosotros vecinos de Río Ceballos, tenemos conocimiento de diferentes sectores de la ciudad. Sabemos y conocemos la realidad de cada barrio y sus habitantes y ese es el primer motor de elección de los destinatarios de las viandas.

Cada persona que actúa en este grupo viene con alguna experiencia individual en instituciones de la ciudad en el área social y deportiva, esto ha facilitado el darle forma y llevar a cabo la acción con una variedad de criterios y miradas que nos llevan a mejorar día a día.



EM: ¿Cómo se organizan para trabajar en este proyecto dada la situación de aislamiento?

DC: Nos organizamos de acuerdo a la planificación del menú distribuyendo las tareas de cocina, logística y distribución. Para cocinar utilizamos las instalaciones – que desinteresadamente nos presta desde un principio- el Club Caza y Pesca Círculo italiano. Que es el espacio que nos aloja normalmente, los miércoles cuando nos juntamos a jugar al fútbol de manera amateur, o sea, donde se formó este equipo, que ahora busca ayudar a los que puede.

Repartimos aproximadamente 400 viandas semanales -entre miércoles y domingo- con dos menús diferentes y en cuatro zonas de distribución, teniendo un vehículo por zona. Así, ya llegamos a las dos mil porciones entregadas.

EM: ¿Quiénes forman el equipo a cargo de que esto sea posible?

DC: Fútbol solidario está integrado por siete amigos que llevamos años jugando al fútbol, Luis Azabal, Jorge Peralta, Adrián Roldán, Gustavo León, Ítalo Corradini. Cabe aclarar que siempre contamos con la ayuda de Valentina y Yamila Azabal, Kassi Mazzieri, Vanesa Roldán y Carolina Lóndero. Somos un grupo homogéneo a la hora del trabajo con diferentes miradas pero con el mismo objetivo.

Aunque no tengamos personería jurídica, ni seamos una asociación, ni mucho menos; somos gente comprometida socialmente en esta parte de las viandas, de entregar comida al que lo necesita.

También, es primordial la función del Círculo Italiano que nos brinda el espacio y a las autoridades que nos asesoraron sobre los protocolos sanitarios a llevar a cabo. Esto no sería posible sin cada uno de las personas que invierten su tiempo y dedicación al momento de ir a cocinar, sin olvidarse de todas las personas que han hecho su donación, sin buscar algo a cambio, y lo siguen haciendo.



EM: ¿De dónde obtienen los recursos para llevar a cabo esta acción solidaria?

DC: Los recursos son donaciones obtenidas gracias a la gente, comerciantes, amigos que se han hecho eco de nuestra iniciativa y las viandas varían de acuerdo a las donaciones recibidas.

La colaboración externa es fundamental ya que sin donaciones esto no sería posible. Por eso, son bienvenidos todos los aportes, nos pueden contactar por las redes sociales a cada uno de nosotros, siempre publicamos un número de teléfono en Facebook y en Instagram, pero cada uno en su red personal lo sube, ya que no tenemos una única página en este momento, así que ese es el canal de comunicación que tenemos para poder obtener las donaciones. 

Aún, no hay una postura grupal respecto a continuar con las viandas, todo queda supeditado a la situación que estamos atravesando. Por ahora, el objetivo es el presente y el tiempo dirá que hacemos más adelante, pero hay una marcada intención de seguir ayudando.

Contacto por donaciones: 03543-15533585