Blanca Lujan lleva adelante un comedor comunitario en el barrio La Cuetera, con el objetivo de ayudar a 30 familias que se encuentran con diferentes necesidades. Su hija, Brisa Banuera, afirmó que todos pueden ayudar de distintas formas, ya sea con donaciones o difundiendo la iniciativa.

El merendero unquillense Sonrisas Solidarias, hace tres semanas que incorporó un comedor comunitario con el objetivo de ayudar a las familias que más lo necesiten. Este mismo está ubicado en el barrio La Cuetera, sobre la calle Atahualpa Yupanqui s/n, de la Ciudad de los Artistas.

El nuevo proyecto solidario funciona los días lunes, miércoles y viernes, entregándose la cena en viandas, mientras que los martes y jueves se entrega la merienda. Vale aclarar, que el merendero en sí, continua con su tarea toda la semana, bajo la dirección de Blanca Luján.

Desde Sonrisas se ayuda actualmente a unas 30 familias, con un total de 140 porciones. Y su principal sustento son las donaciones que realiza la gente acercando mercadería, ropa, entre otras cosas.

Y en la situación de pandemia que atraviesa el país y el mundo, se comenzó a solicitar a la población, donaciones de barbijos con el propósito de poder mantener todas las medidas de seguridad necesarias para el equipo que lleva adelante esta noble tarea.



Brisa Banuera, hija de Blanca, contó a El Milenio que la idea de abrir un comedor comunitario se venía gestando desde antes de la cuarentena, sin embargo, debido a la crítica situación decidieron comenzar lo antes posible.

Nos encontramos con muchas familias que estaban pasando necesidad. Adelantamos el proyecto ya que hay muchas que no tienen trabajo y los niños no concurren al comedor del colegio Paicor”, dijo Brisa.


Por más caritas sonrientes


Banuera también afirmó que, cualquier persona puede ayudar, ya sea con mercadería, ropa, utensilios de cocina, frazadas, calzado, artículos de limpieza e incluso juegos para los niños. Además, resaltó a este medio la necesidad urgente de una heladera para la conservación de los alimentos y una cocina que permita cubrir todas las porciones necesarias.

En caso de no poder llegar hasta el merendero, hay tres puntos de recepción para las donaciones. Para  consultar las direcciones de estos, pueden comunicarse a los teléfonos 3543631794 o 351398265.

En conclusión, desde Sonrisas Solidarias piden a los vecinos de la localidad de Sierras Chicas que los ayuden difundiendo.