El intendente de Colonia Caroya, Gustavo Brandán, pidió al Centro de Operaciones de Emergencias (COE) reabrir algunas actividades en esta localidad. El pedido surge de la necesidad del sector comercial de evitar posibles quiebras y crisis.

Juliana Córdoba

6to Año, Instituto Milenio Villa Allende


El pasado 26 de abril, Gustavo Brandán compartió por su Facebook las peticiones que le realizó al COE acerca de reabrir algunas actividades en dicha localidad.

«Queridos vecinos y vecinas: Desde nuestro Municipio le hemos pedido al Comité de Emergencia Provincial que contemple algunas excepciones vinculadas a los que son cuentapropistas o trabajadores de actividades con escaso riesgo que son los más golpeados por la crisis. También les quiero decir que antes de tomar cualquier medida de excepción, vamos a consultar con los profesionales médicos para asegurarnos que todo lo que se haga, no ponga en riesgo todas las medidas de prevención que venimos
tomando”, comentó Brandán en su momento.

“Además le pedimos al Comité de Emergencia Provincial la autorización para restringir de manera más fuerte los controles en todos los ACCESOS A LA CIUDAD (total o parcial), para impedir que ingresen personas desde otras ciudades en donde existe la circulación comunitaria del virus”, sostuvo el intendente.



Cabe resaltar, que el 28 de abril, el COE rechazó el pedido gestionado por el intendente Gustavo Brandán de declarar a Colonia Caroya zona blanca de Coronavirus, por lo que continuará como zona roja, es decir, que no se puede aplicar ningún tipo de flexibilización.

No obstante, el intendente de la localidad envió una nueva nota al COE en la que afirmaba oficialmente que la ciudad que gobierna está libre de casos relacionados con el COVID-19. Realizándose los respectivos testeos a las dos personas que habían sido diagnosticadas con coronavirus y que estaban
transitando la cuarentena en Colonia Caroya, a pesar de ser de otras localidades, y este dio negativo, por lo tanto la localidad quedó totalmente libre de casos relacionados con el virus.

Por otra parte, el intendente se comprometió a reformar los controles de acceso en la localidad de Colonia Caroya, sin embargo el COE reafirmó que la localidad debe continuar en Zona Roja por el momento.

El 29 de abril, el Intendente junto con Luis Picat (Jesús María) y Carlos Ciprián (Sinsacate) comunicaron a través de Facebook que pidieron formalmente al coordinador del COE, Juan Ledesma, la recategorización de las tres ciudades en términos epidemiológicos, que les permita exceptuar del aislamiento por el Covid-19 a las obras privadas, siempre según protocolo vigente.

Lo que buscamos es una posición intermedia entre las variables de zona blanca o roja, algo más flexible para la zona, debido a que aquí funciona el Hospital Regional de referencia para la pandemia y eso condiciona nuestra calificación”, sostuvieron los intendentes.

Desde los municipios estamos llevando delante de manera coordinada fuertes tareas preventivas y el comportamiento de los vecinos ha sido ejemplar, por lo cual consideramos que hay argumentos válidos para solicitar esta re-calificación. Confiamos en el buen criterio de las autoridades provinciales para analizar esta opción y darle curso favorable”.