Por medio de WhatsApp, una vecina de Agua de Oro ofrece clases de yoga en forma voluntaria. Se trata de un arte que ayuda a mejorar la flexibilidad, calma la ansiedad y libera la mente del estrés por el encierro.

Por Julieta Yvanoff

6to Año, Instituto Milenio Villa Allende


Son muchos los especialistas que recomiendan mantener la actividad física en casa en estos tiempos de cuarentena, no solo por la salud física en sí, sino por la salud mental, debido a que ayuda a mantener la cabeza despejada y libre de ansiedad o estrés.

El yoga es una actividad que cualquiera puede realizar y que ayuda a alcanzar el bienestar físico y mental, ya que plantea un proceso de escucha en el que  se desarrolla el respeto y la sensibilidad hacia el cuerpo y  la mente. A través de esta práctica es posible lograr un mayor nivel de conexión con uno mismo y con nuestro entorno.

Debido a la cuarentena, son muchos gimnasios y profesionales tuvieron que adaptarse a los tiempos digitales con tal de seguir ofreciendo sus servicios que se vieron interrumpidos desde que se declaró el periodo de Aislamiento social obligatorio en todo el territorio nacional desde el pasado 20 de marzo.


Los gimnasios planean la vuelta para mayo


Es el caso de la profesora Guillermina Farias Wagner, vecina de Agua de Oro, que empezó a ofrecer clases de yoga por medio de las nuevas tecnologías digitales.


Las clases que da en cuarentena, son para personas de todos los interesados, es decir que no se limita sola para los vecinos de Sierras Chicas. Foto gentileza.


Guillermina no tiene Internet, por lo que ella manda vídeos o fotos de 30 segundos mostrando las posturas para que los alumnos las puedan visualizar; y luego manda un audio para seguir la clase en tiempo real. «Los audios duran entre 20 a 40 minutos dependiendo de la clase«, comentó la profesora a El Milenio.

Las clases que da en cuarentena, son para personas de todos los interesados, es decir que no se limita sola para los vecinos de Sierras Chicas. Ella pensó este tipo de clases para personas de Sierras Chicas debido a que no todos tienen Internet y WhatsApp consume pocos datos celulares.



Las lecciones no tienen un costo fijo, se puede arreglar con ella la forma de pago voluntario, incluso por trueque al teléfono 3515139303.

Finalmente, Guillermina remarcó a este medio, varios de los beneficios para la salud que se consiguen con la complementación del yoga a nuestro estilo de vida, entre los que se destacan la posibilidad de desarrollar dicha actividad en cualquier lugar, que ayuda mucho a la flexibilidad del cuerpo y es una excelente herramienta para combatir el estrés y la ansiedad provocadas por los días de encerramiento, facilitando un buen periodo de sueño.