El 2 de abril es el Día Mundial del autismo. Los trastornos del espectro autista (TEA) aparecen en la infancia y tienden a persistir hasta la adolescencia y la edad adulta. En la mayoría de los casos se manifiestan en los primeros 5 años de vida. Según la Organización Mundial de la Salud, están presentes en uno de cada 160 niños y niñas.

La Asamblea General de Naciones Unidas estableció el 2 de abril como Día Mundial del autismo, con el fin de sensibilizar sobre la importancia de contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas con este trastorno y promover su inclusión en todos los ámbitos de la sociedad como sujetos de pleno derecho.

Los trastornos del espectro autista (TEA) son un grupo de afecciones caracterizadas por algún grado de alteración del comportamiento social, la comunicación y el lenguaje, y por un repertorio de intereses y actividades restringido, estereotipado y repetitivo.

Los TEA aparecen en la infancia y tienden a persistir hasta la adolescencia y la edad adulta. En la mayoría de los casos se manifiestan en los primeros 5 años de vida. Según la Organización Mundial de la Salud, uno de cada 160 niños tiene un trastorno del espectro autista.

Este año, el enfoque está puesto en la atención a la etapa evolutiva de las personas con autismo a la edad adulta, lo que resulta un desafío.

En la mayoría de los casos se manifiestan en los primeros 5 años de vida.


Al respecto, María Teresa Puga, subsecretaria de discapacidad, rehabilitación e Inclusión de la provincia explicó que el autismo, como situación individual, requiere de la intervención temprana y el acceso a profesionales que trabajen responsablemente para eliminar las barreras, y favorezcan su inclusión en la sociedad.

Asimismo, la funcionaria se refirió a la situación de estas personas en el marco de la contingencia sanitaria por pandemia de COVID-19, y la medida nacional de aislamiento social, preventivo y obligatorio. “En este marco se hace necesario que la comunidad familiar y cercana a la persona con autismo, formule respuestas de manera empática y entendible, ya que la situación sanitaria mundial se suma a los obstáculos a los que deben enfrentarse las personas con autismo para ejercer sus derechos”, afirma Puga.

Para la atención a personas con discapacidad, Córdoba cuenta con una Red Provincial de Rehabilitación de 12 centros de atención, distribuidos estratégicamente en el territorio provincial, con equipos de trabajo integrados por distintas profesiones. Para más información, las personas interesadas pueden comunicarse al 0800-888-4466.