La ministra de la mujer, Claudia Martínez, se mostró feliz con la instalación del punto de la mujer y fue gratamente sorprendida con el anuncio de que el intendente instalará tres puestos mas, los cuales estarán habilitados las 24 horas.

Fotografías: El Milenio / Créditos: Eduardo Parrau – Agostina Canova.


El pasado 11 de marzo se realizó la firma del convenio con el Polo de la Mujer y el municipio de Mendiolaza para instalar un Punto Mujer en la ciudad campo. Para el evento estuvieron presentes la ministra de la Mujer, Claudia Martínez, y el intendente, Daniel Salibi, junto a las autoridades provinciales y municipales.


NOTA RELACIONADA

Mariana Montenegro: «Es una herramienta que viene a fortalecer la idea de eliminar la violencia de género de nuestra sociedad»


Si bien el convenio asegura un Punto Mujer en la Secretaría de Desarrollo Social, el intendente sorprendió a los presentes informando que habilitará tres puntos adicionales, los que estarán disponibles las 24 horas en diferentes partes de la Ciudad Campo. De esta manera, Mendiolaza se convierte en el primer municipio en brindar esta posibilidad a mujeres que necesiten ayuda.

La ministra solicitó una foto con todas las mujeres presentes durante el acto.


En diálogo con El Milenio, la ministra opinó que Sierras Chicas tiene unas características muy especiales, por las personas que viven, que se convocan. Hay varones también comprometidos con la igualdad porque no es una zona en la que solo las mujeres estén luchando. Me parece que con el anuncio que hizo el intendente, más las propuestas  que por ahí han hecho de manera informal las organizaciones de mujeres, podemos mostrar a otros municipios como se puede construir estos espacios de igualdad.

En esta línea, agregó: Me pareció importante lo que dijo Salibi de tener lugares abiertos las 24 horas, porque muchas veces las mujeres necesitan que estén cerca de ellas. No alcanzan ni siquiera a trasladarse cuando necesitan ayuda porque también hay un montón de prejuicios o situaciones donde ya no confían en determinadas instituciones. Ojalá llenemos de Puntos Mujer a la Provincia y que cada persona pueda constituirse como un Punto Mujer, porque eso significa que vamos a estar mucho más cerca de las mujeres y ese es el cambio de paradigma que tiene que haber”.

Por otro lado, Martínez sostuvo que no ha sido suficiente todo lo que el Estado viene realizando. Tenemos un montón de recursos y dispositivos para acompañar a mujeres en situación de violencia, a los hijos e hijas de esas mujeres, programas de acompañamiento a los varones, trabajamos en colegios con docentes y alumnos, pero todo pareciera ser insuficiente y cada vez matan a más mujeres. Creo que hoy tiene que ser un día de reflexión, el Día de la Mujer no se celebra, se conmemora. En todo caso, se celebra la lucha”.

Asimismo, afirmó: Los Puntos Mujer son las trincheras donde vamos a estar cuidando, protegiendo, haciendo protocolos de protección. Pero esto no sirve si no va acompañado de una política de capacitación y formación. Si no hay un verdadero cambio personal en quienes estamos al frente del Estado, no va a cambiar absolutamente nada.

Ante lo mencionado, hizo referencia a la Ley Micaela, la cual obliga a que todos los poderes del Estado estén capacitados para abordar la violencia de género.La causa de la vida de Micaela García era luchar por los derechos humanos, y la atravesó un femicida, aseveró la funcionaria.

Por otro lado, consideró: Esto si es algo para celebrar, porque significa la visibilización de las distintas violencias donde el Estado se hace cargo de propiciar la apertura de estos lugares en donde están las mujeres. Mendiolaza es la puerta de entrada para un montón de municipios y también un reconocimiento al movimiento de mujeres de esta región. La verdad que una las ve tan movilizadas y comprometidas que es importante darles herramientas. Ya hemos estado hablando con el intendente de Río Ceballos también, lo vamos a ir haciendo poco a poco”.

Nos falta mucho todavía, todo va mutando, entonces cuando generamos un dispositivo de botón antipático nos damos cuenta que es insuficiente, que hay que poner una tobillera, y aún con la tobillera no ayudamos. Creo que lo que nos falta es la educación sexual integral y un llamado a la consciencia de las personas. Esto es algo colectivo, no es algo que le pasa a algunas personas o a algunas mujeres, es algo político”, agregó Martínez.

Para concluir, sostuvo que la violencia de género debe ser más hablada, hay que generar mayores dispositivos de protección para las mujeres y además poder acompañar a los varones en este proceso de des-construcción de los machismos que también le hacen daño al varón”.