El presidente Fernández hizo especial hincapié en que es para proteger a estas personas que son "las de mayor riesgo".

Alberto Fernández anunció que el Gobierno dispuso el «licenciamiento de todas las personas mayores de 65 años» para que «se queden en sus casas, tranquilas y disfruten» de sus hogares, lejos de la posibilidad de contagio de coronavirus, aunque más tarde aclararon que la medida rige para quienes son mayores de 60 años. Fue en una conferencia de prensa en la Residencia de Olivos después de encabezar una reunión interministerial para definir nuevas medidas ante el avance de la pandemia.

En este sentido, hizo especial hincapié en que es para proteger a estas personas que son «las de mayor riesgo«, asignándoles así «horarios de atención específicos en lugares como bancos y centros de salud«. «Tienen que seguir haciendo sus vidas para que no tengan esperas ni tengan que vivir momentos de aglomeración de gente«, agregó el mandatario.


NOTA RELACIONADA