fbpx

La región. En verano, se deben extremar los cuidados para evitar las picaduras. Desde el Programa de Zoonosis del Ministerio de Salud de la Provincia brindan medidas de prevención e información al respecto.

Si bien alacranes, arañas y víboras están activos durante todo el año, en verano se deben intensificar los cuidados para evitar accidentes.



Alacranes

En la provincia de Córdoba, las especies de alacranes que se encuentran con mayor frecuencia son el Bothriurusbonariensis y el Tityustrivittatus. Si bien este último tiene un veneno peligroso, todos los alacranes son ponzoñosos, por eso siempre hay que tomar precauciones para evitar que ingresen al hogar.

Los alacranes buscan ambientes húmedos y oscuros. Si se observa la presencia de un alacrán, es importante revisar toda la casa, y tratar de identificar el lugar por el cual pudo haber ingresado para taparlo.

Ante cualquier picadura se debe acudir de forma inmediata al centro de salud más cercano; y siempre que sea factible, llevar el escorpión vivo o muerto para facilitar la identificación de la especie. Se puede aplicar hielo en la herida para calmar el dolor. No se debe apretar o perforar el área de la picadura, tampoco automedicarse o aplicar remedios caseros sobre la zona afectada.

La mayoría de los accidentes se producen dentro de las viviendas, por lo cual lo principal es evitar el ingreso de estos animales:

  • Cubrir con tela metálica los resumideros, y controlar la entrada y salida de cañerías.
  • Colocar burletes en puertas y ventanas.
  • Reparar grietas que puedan encontrarse en paredes y pisos.
  • No acumular basura o escombros cerca del hogar.
  • Realizar una limpieza cuidadosa y periódica en la vivienda.
  • Desmalezar y mantener limpio el peridomicilio.

También se recomienda:

  • No caminar descalzo.
  • Sacudir la ropa y el calzado antes de vestirse, y la ropa de cama antes de acostarse.
  • Separar las camas de las paredes.

Arañas y serpientes

En la provincia de Córdoba hay muchas especies de arañas y serpientes. Entre las que tienen relevancia médica, se encuentran la viuda negra y la araña de los rincones. En cuanto a las víboras, se pueden identificar principalmente cinco especies: yarará chica, yarará grande, yarará ñata, cascabel y coral. Es importante poder distinguirlas de especies no peligrosas, como las boas o las culebras. 

La araña de los rincones tiene hábitos domiciliarios: prefiere lugares secos y oscuros, como los huecos en los zócalos, la ropa guardada y los espacios detrás de muebles o espejos. En cambio, la viuda negra se encuentra en los alrededores de las viviendas y generalmente hace nidos a la altura del suelo, en escombros, grietas en paredes y pisos, huecos en los árboles, entre otros.

Por su parte, las víboras yarará son de hábitos nocturnos y crepusculares, siendo frecuente encontrarlas en climas cálidos o templados con regímenes de lluvia. Las serpientes de cascabel prefieren las zonas cálidas, tanto en climas húmedos como secos. Las víboras coral tienen hábitos subterráneos, y buscan climas cálidos y húmedos con lluvias frecuentes.

Ante picaduras de arañas o mordeduras de serpientes, se debe recurrir al centro de salud más cercano de forma inmediata. No se deben hacer incisiones o prácticas para cauterizar la herida. Tampoco usar torniquetes, ni darle bebidas alcohólicas a la persona afectada, ni succionar el veneno.

Precauciones para evitar picaduras

Para el caso de las arañas, se recomienda:

  • Limpiar cuidadosa y periódicamente la casa y sus alrededores.
  • Revocar paredes y colocar cielorrasos en los techos.
  • Examinar y sacudir prendas colgadas en las paredes, y calzados.
  • Tener cuidado al mover cuadros, espejos o muebles viejos. Revisar detrás de ellos. Lo mismo respecto de materiales que permanezcan en el exterior, como escombros o leña.

En cuanto a las víboras se recomienda:

  • Al caminar por el campo, usar ropa y calzado adecuados. No levantar o mover piedras y troncos con manos y pies desprotegidos.
  • Si se las encuentra, no acercarse a ellas ni hacer movimientos bruscos. Tampoco tocarlas.
  • Mantener el espacio peridomiciliario limpio para evitar que ingresen al hogar.
  • Informarse sobre ellas para así poder reconocerlas, y aconsejar y cuidar a los niños.

Centros antiponzoñosos

En  Córdoba existen 65 centros antiponzoñosos estratégicamente distribuidos entre la capital y el interior provincial. Cada uno cuenta con diferentes tipos de antivenenos, según la presencia del animal involucrado en la zona y la cantidad de casos atendidos anualmente.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: