fbpx

El Milenio

Noticias de Sierras Chicas

Aguiluchos vs. Cóndor, un duelo en el aire de Pampa de Achala

El equipo de la Fundación Mil Aves pudo capturar una de las escenas más increíbles. En la nota toda la información y material fotográfico exclusivo.

La provincia. El equipo de la Fundación Mil Aves pudo presenciar una de las escenas más increíbles que puede llegar a vivir todo aquel que estudia y protege la conservación de las aves: se pudo presenciar cómo una pareja de aguiluchos comunes (Buteo polyosoma) compuesta por una hembra -de unos 53 cm- y el macho -de unos 44 cm- plantearon la defensa de sus pichones enfrentando, nada menos, que a un cóndor.

La situación sorprendió a la fundación mientras estaban apostados en una pared situada en el frente de una quebrada, en Pampa de Achala – Córdoba, observando un nido con dos pichones de aguiluchos de apenas unos días de vida mientras su madre estaba sobre ellos en el lugar. (foto)

De repente, un Cóndor (Vultur gryphus) -que medía unos 3 metros de envergadura alar- apareció en el horizonte ( foto).

En pocos segundos, la imponente ave estaba sobrevolando el nido en la quebrada donde estaban presenciando aquella escena a punto de comenzar. Luego de desplegar varios vuelos rasantes realizó una maniobra y aterrizó muy cerca del nido de los aguiluchos (foto) y el violento ataque no demoró en llegar (foto).

La hembra rápidamente abandonó el nido y realizó su primer vuelo defensivo rozando al Cóndor, el cual solo atinaba a inclinar la cabeza en cada ataque. Al instante, llegó el macho que estaba posado arriba, en un risco sobre el filo de la quebrada y también arremetió contra el intruso. (Foto)

«Mientras presenciaba aquella intensa escena intentaba registrar con mi cámara la situación, pero la gran velocidad de los ataques hacía dificultosa la captura del momento justo del impacto«, explicó uno de los referentes de Mil Aves, Guillermo Galliano.

«Por suerte, en el equipo de la Fundación Mil Aves, estaba Chris que me ayudaba siguiendo los movimientos y maniobras de los aguiluchos, indicándome cada vez que advertía la posibilidad de un nuevo ataque«, agregó.

Descubrimiento y sorpresa

Galliano, al observar las imágenes descubrió que en una de las tomas se aprecia el instante exacto en el que la hembra impacta con sus garras sobre la cara del Cóndor. (foto)

La escena transcurrió durante unos pocos minutos y terminó con el Cóndor dando un salto al vacío de la quebrada para luego levantar vuelo y abandonar el lugar.

Estas situaciones, son extremadamente difíciles de registrar ya que, generalmente, ocurren a grandes distancias y se dificultan, además, por la velocidad del vuelo de las aves o por lo fugaz de los ataques.

Muchas especies en época reproductiva atacan cualquier cosa que se acerque demasiado a su nido, incluyendo a los humanos.

Por eso, «mi satisfacción junto al equipo de la Fundación Mil Aves de poder compartir con ustedes la adrenalina y la emoción que intentamos transmitirles, a través de nuestras vivencias y registros, recorriendo los rincones naturales de nuestra Córdoba«, concluyó Guillermo.

A %d blogueros les gusta esto: