26 junio, 2022

El Milenio

Noticias de Sierras Chicas

Los gases de los autos e incendios forestales en Sierras Chicas contaminan a la Capital cordobesa

El dióxido de carbono en la ciudad de Córdoba pasó los límites internacionalmente recomendados. Los gases provenientes mayormente del tránsito vehicular y las partículas finas de los incendios forestales en las Sierras Chicas son los grandes contaminantes.

El dióxido de carbono en la ciudad de Córdoba pasó los límites internacionalmente recomendados. Los gases provenientes mayormente del tránsito vehicular y las partículas finas de los incendios forestales en las Sierras Chicas son los grandes contaminantes.

Foto de archivo.

El Instituto Multidisciplinario de Biología Vegetal (IMBiV) de la UNC y el Conicet. a través de una investigación llegaron a la conclusión de que el dióxido de carbono en la Capital cordobesa pasó los límites internacionalmente.

En líneas generales, el estudio revela que el aire de la ciudad está contaminado. Específicamente detectaron que los niveles de gases como el dióxido de nitrógeno (NO2) y el dióxido de azufre (SO2) –provenientes mayormente del tránsito vehicular– superan los recomendados. En el primer caso, prácticamente duplica el máximo sugerido. Las poblaciones de riesgo como niños, personas con afecciones respiratorias y adultos mayores son las más expuestas.

Además, por las bajas temperaturas, se provocó una «inversión térmica» en la ciudad de Córdoba, esto fue producto de que se encuentra en un «pozo».

Lo anterior, significa que se forman diferentes capas de aire con distintas temperaturas y el movimiento vertical del mismo se reduce, con lo cual, los gases tóxicos quedan atrapados, generados por los autos y además, por las fábricas, entre otros.

Sitios de monitoreo de contaminantes gaseosos

Ana Carolina Mateos, una de las responsables de la investigación dijo a Redacción UNCiencia: «Elegimos 10 puntos de monitoreo dentro de la ciudad de Córdoba que representan los distintos usos del suelo: dos lugares residenciales, tres industriales, uno de uso agrícola y cuatro sitios con alto tránsito vehicular”.

En esas zonas se midieron que hay seis contaminantes que le hace mal a la salud a los habitantes de la ciudad. Entre los que se destacan, el monóxido de carbono (CO), Ozono (O3), dióxido de azufre (SO2) y dióxido de nitrógeno (NO2).

El impacto de los incendios forestales de Sierras Chicas. En paralelo a la medición de la concentración de gases, el equipo también midió la presencia de partículas finas. Se trata de indicadores de contaminación del aire provenientes de los incendios forestales de los alrededores de la ciudad.

Foto de archivo.

“Tomamos datos de focos de calor a de un radio de 30 kilómetros. Si bien el período considerado es desde finales de 2012 hasta comienzos de 2015, observamos durante 2013 un pico de partículas finas (menores a 2,5 micras), que son las que ingresan a  las vías respiratorias y son más peligrosas para la salud humana. En ese año hubo incendios forestales en las sierras chicas y se superaron los estándares que propone la Organización Mundial de la Salud que son de 25 microgramos por metro cúbico diarios”, explican.