27 septiembre, 2022

El Milenio

Noticias de Sierras Chicas

Vecinos y autoridades reunidos en busca de una solución

El intendente Jorge Fabrissin y el legislador Carlos Presas se reunieron con las 51 familias que aún no tienen sus viviendas, a más de cuatro años de la catástrofe del 15 de febrero.

El intendente Jorge Fabrissin y el legislador Carlos Presas se reunieron con las 51 familias que aún no tienen sus viviendas, a más de cuatro años de la catástrofe del 15 de febrero.

Fotografías: elmilenio.info

El día 24 de julio a las 19.30 horas, las 51 familias de Unquillo, que aún esperan sus casas luego de la catástrofe del 15 de febrero del 2015, tuvieron una reunión con el intendente Jorge Fabrissin y Carlos Pesas, legislador por el Departamento de Colón. El objetivo de dicha reunión fue que los funcionarios les informaran a los vecinos el estado de las obras para las viviendas de los damnificados.

Al llegar a la junta, el Fabrissin manifestó que: “La empresa ha presentado un proyecto para supuestamente terminar las viviendas antes del 31 de octubre, quien está analizando la propuesta es Facundo Chacón, el subsecretario de Vivienda”. Asimismo, agregó: “Por el momento, no es muy favorable la respuesta de la empresa. Si no se avalara la propuesta de la misma, se rescindiría el contrato y se contrataría otra compañía”.

La empresa en cuestión es Portico – Conyser Ute, la cual argumenta la devaluación del dólar de 20 a 40 pesos. Hasta el momento, la provincia ha pagado el 77% del valor de la obra y la construcción está desarrollada en un 73%. 

El plazo máximo era hasta marzo del 2019, el cual se prorrogó, llegando a una nueva fecha límite para fines de octubre o principios de noviembre. Sin embargo, las propiedades debían ser entregadas en diciembre del 2018.

Al consultarle Fabrissin sobre quién debía controlar el cumplimiento de la empresa, respondió: “Esta es una obra que ha encarado la Dirección Provincial de Vivienda, es decir que la Provincia es la que ejerce los pagos y el control”.


Últimas noticias


Por su parte, Presas aseguró que “la prioridad es decirle la verdad a la gente y darles una solución lo antes posible”. Además, agregó: “Cuando sucedieron las inundaciones, los terrenos no estaban. El anterior intendente no los puso y Fabrissin tuvo que comprarlos con fondos de la Municipalidad para poder llevarlas a ese lugar donde se están construyendo”.

“Cuando sucedieron las inundaciones, los terrenos no estaban. El anterior intendente no los puso y Fabrissin tuvo que comprarlos con fondos de la Municipalidad para poder llevarlas a ese lugar donde se están construyendo”.

Carlos Presas

Por otro lado, los afectados por la inundación manifestaron su malestar declarando que hay familias que están en situación de calle, niños con problemas de asma y otras personas que aún viven en la vivienda que se inundó, lo cual es un riesgo debido a que están ubicadas cerca del río. 

La decisión final de si continuarán el proyecto con la empresa actual se tomarían entre el jueves 25 y el viernes 26 de julio, mientras que el próximo lunes 29 les darían una respuesta a los damnificados.