fbpx
25 octubre, 2020

El Milenio

Noticias de Sierras Chicas

Multitudes disfrutaron del eclipse en distintos puntos de Córdoba


¿Encontraste algún error? Avísanos

La luna recortada durante un par de minutos bajo la corona solar será la postal que guardaremos en la memoria todos los que este martes estuvimos en Córdoba, correspondiente al punto culminante del eclipse que esta tarde oscureció a una porción de la Tierra y que tuvo a nuestra provincia como el mejor sitio donde disfrutarlo.

El eclipse, que convocó a propios y ajenos, se vivió con total éxito en los cuatro lugares que el Gobierno de la Provincia dispuso para la observación. En total, fueron más de 15 mil los cordobeses y turistas del país y el extranjero que se acercaron a vivir este evento único en dichos espacios preparados en Villa DoloresLa PoblaciónRío Cuarto y la ciudad de Córdoba.

En todos estos lugares se pautó la entrega de lentes especiales para proteger la visión de los asistentes, quienes de todos modos compartieron esos adminículos con aquellos que llegaron más tarde. Además, la Provincia transmitió en directo el evento a través de sus plataformas y redes sociales.

En la pequeña localidad La Población, en el departamento San Javier, la cita fue desde el mediodía en el predio de la comuna, donde hubo shows musicales seguidos de actividades guiadas por científicos de Plaza Cielo y Tierra para cerca de 3 mil personas presentes.

Junto a los cordobeses que se arrimaron a Traslasierra desde toda la provincia hubo también turistas nacionales y de otros países. Tal fue el caso de Angélica y Tito, un matrimonio que hizo 20 horas en ómnibus desde Bolivia sólo por no perderse el fenómeno. Privilegiados por partida doble, no fue la primera vez que presenciaron un eclipse total de sol: en 1994, según contaron, ya habían tenido la oportunidad cuando un evento similar pudo observarse en el hermano país.

Otra pareja de extranjeros presente en La Población, mexicanos en este caso, fue la de Antonio y Guadalupe, quienes se hallaban en Mendoza celebrando sus 25 años de casados y que al enterase del eclipse decidieron moverse hasta Córdoba, para coronar así sus bodas de plata.

En Río Cuarto, por su parte, el espacio elegido fue el Club Banco de Córdoba, que reunió a unas cinco mil personas entre turistas y público en general, muchos de ellos con sus reposeras y equipos de mate. Ese punto del sur provincial fue el elegido por Sheldon Schafer, astrónomo norteamericano especializado en eclipses y llegado especialmente desde Illinois junto a su familia. Fue el noveno evento de este tipo que pudo presenciar a lo largo del mundo, en destinos tan distantes como Mozambique Singapur.

En la Capital Alterna de Córdoba, Provincia y Municipio movilizaron juntos a más medio millar de alumnos de colegios de la ciudad.

Volviendo al oeste, en el aeropuerto de Villa Dolores también hubo números musicales y la presencia de divisiones completas de alumnos de establecimientos educativos de la región. Muchos de quienes se desplazaron hasta ese lugar lo hicieron provistos de cajas especialmente armadas para proteger su visión de los rayos.

Este punto de Traslasierra reunió a unas 4 mil personas. Cuando el fenómeno alcanzó su cenit se produjo un silencio maravillado que fue seguido de abrazos y lágrimas, pasadas las 17.40.

Anuncios

También en la ciudad de Córdoba, la Provincia organizó un espacio para el disfrute de quienes quisieron observar el cielo en directo. Fue en Ciudad Universitaria, en el Paseo de los Pensadores Griegos, con la ambientación del saxofonista Michi Quiroga, quien interpretó un repertorio de canciones de películas.

Aquí se dieron cita unas 4 mil personas, muchos de ellos estudiantes universitarios. Hubo asimismo guías de Plaza Cielo y Tierra que compartieron los pormenores del fenómeno con los presentes, además de espacios pensados para que los más chicos pudieran contemplar la danza del sol y la lunasin que los mayores interrumpieran su visión.

Pasarán unos 375 años para que Córdoba vuelva a fascinarse con un eclipse total de esta clase. Hasta que eso ocurra, podemos darnos por satisfechos con el regalo inolvidable que el sistema solar nos hizo este martes 2 de julio de 2019.

Suscribite

Introduce tu correo electrónico para suscribirte y recibir avisos de nuevas entradas.