fbpx
Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

Una nueva generación


Cristian “El Mono” Banegas recientemente ha ganado el premio Gardel al “Mejor Álbum Artista Masculino Folklore” gracias a su primer disco solista “Reminiscencia”. En diálogo con El Milenio recorrió su trayectoria y contó lo que significa este logro.


Santiagueño en sus raíces, pero Córdoba lo adoptó. El Mono se encuentra en el momento cúspide de su carrera. Con sólo 44 años se desempeña como músico sesionista, cantante, bajista profesional, arreglador e incluso productor discográfico. La guitarra y la percusión son sus instrumentos favoritos a la hora de trabajar. Cierta melancolía lo recorre todavía al recordar cuando tocaba “El lomo le duele” junto a su padre, Horacio Banegas, otro ícono del folklore. Mientras que el bajo fue un “instrumento de cabecera al momento de perfeccionarme”. Su sonido, basado en las sensaciones que le transmite el paisaje de su amado Santiago del Estero, junto a una mezcla con lo contemporáneo dieron como resultado una composición auténtica que distingue a Banegas en su recorrido por el folklore nacional, estableciendo una nueva generación en esta música.

A lo largo de su trayectoria, a base de esfuerzo y perseverancia, pudo perfeccionar su técnica de la mano de Marcelo Torres, en Buenos Aires, y otros profesionales de reconocimiento internacional como Carlos Madariaga, Willie González, Manfred Schawrkopf, y Alberto Caletti, entre otros.

A su vez, experimentó la docencia, dictando Talleres de Arreglo y Composición en Música Popular a lo largo de todo el país y Talleres de Chacarera en la Universidad de Andalucía, España e Ingelmuster, Bélgica.

De esta fusión, entre tradición y modernidad, de las diversas líneas que lo componen como artista, nació Reminiscencia, su primer álbum como solista. Actualmente, Cristian está en plena difusión de su disco, “tocando donde más pueda”. La Patagonia, el Sur y Buenos Aires son los destinos por donde Reminisencia da sus primeros pasos e instala el concepto de “identidad santiagueña”, que Banegas quiso plasmar en su obra.

El Milenio: ¿Cómo empezaste tu carrera?

Cristian Banegas: Empezó cuando grabé con Don Sixto Palavecino dos discos, a los diez y once años, ahí cantaba. Después dejé la música un tiempo y más tarde volví a tocar la guitarra con mi papá, ya como músico. Luego me formé, me puse a estudiar en Buenos Aires. Y bueno, empecé a formarme como músico y como arreglador también.

EM: ¿Por qué te inclinaste por el folklore?

CB: Ha sido mi música desde siempre. Desde niño escuché eso y, cuando me perfeccioné, que tuve la posibilidad de viajar a Europa, y a distintas partes del mundo, me reafirmó para seguir trabajándolo. El estudiar otras músicas me permitió desarrollar nuevos trabajos, pero siempre con lugar en el folklore.


“Mi logro más destacado es poder vivir de lo que hago”.


EM: ¿Tenés algún referente?

CB: Tengo muchos en esta cultura, hablando de Santiago del Estero están todos los referentes de allí, trabajadores de la cultura, tales como Don Sixto Palavecino, Atahualpa Yupanqui y Andrés Chazarreta. En nuestra cultura también están los referentes que no son solamente músicos, también hay pensadores que influenciaron mucho en mis pensamientos. Después, en otras músicas como el jazz y música del mundo, también tengo muchos referentes. Soy bastante amplio en el tema, pero con los que convivo permanentemente son los de nuestra cultura, con los más cercanos a ésta.

EM: ¿Sentís que la región de Sierras Chicas te abrió las puertas?

CB: Sí, yo siento que sí, es un lugar que ya siento que es mío, como Santiago del Estero, al que lo extraño, ahí nacieron mis hijos, y bueno, tengo mucha gente amiga, mucha gente con mucho cariño. La verdad que Sierras Chicas me ha acobijado como en mi casa, ya me siento en mi casa en Salsipuedes y en las Sierras Chicas.

EM: ¿Y a nivel artístico?

CB: A nivel artístico no tanto, pero me permitió abstraerme para poder trabajar, porque como es un lugar tan hermoso, inspirador para mi e inspirador para poder trabajar, me permite desarrollar todo lo que hago.

EM: ¿Cuáles son las diferencias que percibiste, en tu experiencia, entre pertenecer a una banda y cantar como solista?

CB: La diferencia está en que siendo solista tengo mis propias canciones, y estando en una banda estoy defendiendo una obra ajena, esa es la gran diferencia. Empezar a componer, y que toda la música esté en tu cabeza, hace que si bien antes defendía la música o el grupo,  ahora me dedico a mi vida.

EM: ¿En qué te inspiraste para hacer “Reminiscencia”, tu primer álbum solista?

CB: Lo que he hecho es homenajear a todos los escultores de los pueblos referentes, después de estudiarlos y estudiarlos, hasta aprenderlos. El crear la música ha sido para ellos, un homenaje a la identidad, porque el eje temático del disco es ese, entonces he basado el trabajo en la identidad, es un homenaje a todas mis raíces.

EM: ¿Qué es lo que más te viene sorprendiendo, hasta ahora, en el proceso de difusión del disco?

CB: Han pasado varias cosas, lo que más me sorprende es, por ejemplo, cosas hermosas que me comentan los músicos, cosas hermosas que me comenta la gente, todas esas cosas que les suceden con las canciones. La sensación de la gente es lo más hermoso.

EM: ¿Qué sentiste al ganar el Gardel?

CB: Es un honor, un privilegio, es un estímulo muy grande para poder seguir trabajando de la misma manera que lo estoy haciendo. Es un reconocimiento al haber estado homenajeando a mi identidad, que también me halaga personalmente, porque es un honor representar mi cultura con ese premio.

EM: ¿Qué creés que gusta más del folklore argentino en el extranjero?

CB: Me ha tocado ver que prestan atención a la obra completa, por ejemplo, les atrapa mucho el ritmo de la chacarera, por la alegría y eso poderoso que tiene. Pero también pasa que referentes como Atahualpa Yupanqui, Mercedes Sosa, nos han representado tan bien afuera que ellos también, han dejado una huella con su obra, hay alto contenido cultural en las obras, nos ven muy bien.


“Es un honor representar a mi cultura con el Gardel”.


EM: ¿Cuál considerás que es tu logro más destacado? ¿Y cuáles son tus materias pendientes como artista?

CB: La verdad que mi logro más destacado es poder vivir de lo que hago, de lo que me gusta hacer, ese es un primer logro. Porque después, eso me permitió conocer el mundo, conocer nuestro país, esas cosas son las más importantes.

Con respecto a la otra pregunta, no trato de buscar en la ausencia sino en lo que ya conseguí, de momento trato de disfrutar todo lo que me ha dado y me permitió hacer la música. O sea que no tengo materias pendientes, lo único sería hacer una colaboración con otro gran artista, con otro genio, a pesar de eso, tengo sólo palabras de agradecimiento, tengo el sueño de seguir viviendo de lo que hago.

Anuncios

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: