Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

Una juventud que se mueve


Marcos Stauber es integrante de la juventud Sayanera y cuenta un poco de qué se trata.


La juventud Sayanera nace como una invitación del Centro Cultural Sayana, donde surge la idea de  comenzar a formar un grupo juvenil que tenga una base en esta institución, que este centro les sirva como una herramienta para que la juventud pueda tener un fondo, una ayuda, una “base”.  A partir de ahí, a través de las redes sociales, se fueron uniendo más chicos, al comienzo eran tan solo 4 personas, hoy que son entre 15 y 12 jóvenes activos.

El Milenio: ¿Qué objetivos y planes tienen?

Marcos Stauber: Nuestro objetivo es crear un espacio de participación, construcción, formación y también de deconstrucción  social y cultural en Mendiolaza. Un lugar donde las pibas y los pibes se sientan identificados.

No sólo actividades culturales, sino también de participación política, en los barrios de discusión, donde tengamos una accionar social y generar una influencia, como en el consejo deliberante, que es la herramienta política de debate y de proyección, a nivel de poder con respecto al gobierno en Mendiolaza.

Nuestro próximo plan es un encuentro de juventud, “el plenario”, donde vamos a invitar a otros pibes, para ir agrandando nuestro alcance y de ahí sacar ideas sobre qué se puede hacer.

Queremos gestionar mediante una ordenanza el voto joven para que se pueda votar a nivel municipal y realizar una campaña previa a esto, también realizar una intervención artística a fin de año y poco a poco ir viendo que surge.

EM: ¿Cómo ha sido su inserción en Sierras Chicas?

MS: Este año nuestra participación social y accionar no fue mucha debido a que recién nos estamos formando como grupo. Nuestra primera actividad fue el festejo del día del niño, lo organizamos con las comisiones vecinales del Talar y espacios culturales de Mendiolaza.

Fueron más de 400 personas en una plaza; fue nuestro primer contacto social más amplio.

Previo a eso habíamos hecho dos actividades en el centro cultural Sayana en las vacaciones de invierno donde pasamos dos películas, Coco y los Increíbles 2. Recientemente tuvimos un festival musical, el Suena Mendiolaza, donde tocaron varias bandas de la zona y hemos realizado distintos talleres de formación internos. De ahora en más queremos, a partir de esta base, realizar actividades que den lugar a la participación social, al accionar en el barrio y en las calles.

EM: ¿Reciben ayuda de alguna institución externa?

MS: Tenemos distintos contactos con espacios culturales, comisiones vecinales que son con las que solemos coordinar para laburar. Para el Suena Mendiolaza hemos recibido ayuda desde la municipalidad que nos brindó el espacio físico, seguridad, ayuda, etc.

Sin embargo, no recibimos ayuda constante de otra organización, lo cual está bueno porque nos da cierta independencia necesaria para que nosotros con los pibes y las pibas nos tengamos que automovilizar para crear. Es así el contexto en el que nosotros decidimos formar este grupo.

Marcos cuenta que el grupo está abierto a todos los que se quieran unir y que diariamente ellos intentan llegar a más cantidad de jóvenes con ganas de participar.

“Creemos que recién estamos empezando y esperamos que no se apague este fuego de la militancia juvenil sino que sea un pie para construir algo mejor, entendemos como estudiantes y jóvenes que tenemos además de derechos sociales, estudiantiles, hasta humanos; obligaciones y compromisos y está bueno darle lugar a ese compromiso con la sociedad, con el entorno y con la cultura. Lo mejor es que se genere un grupo que lleve como bandera y que mantenga en su militancia la idea de deconstruir y reconstruir como la tarea juvenil porque también nos muestra cual es una convicción que se mantiene siempre”.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: