Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

Leandro Fenoll: “nosotros apuntamos a lo social, educativo e inclusivo”

DEPORTES/ RÍO CEBALLOS

El fútbol es, sin duda alguna, algo más que solo un deporte. Representa una oportunidad y el sueño de muchos de convertirse en profesionales. Ésta es una de las metas del club San Cayetano para con sus jugadores, el cual se encuentra en la plena consumación de un nuevo proyecto. Leandro Fenoll habla sobre la “refundación” de la institución.

Leandro Fenoll, vocal y representante de la asociación civil “Barrio Glorioso San Cayetano”.

El club San Cayetano es una de las instituciones deportivas que se ha incorporado a la Liga Colón en el último tiempo. Su traspaso, desde el torneo de Sierras Chicas, fue una de las medidas impulsadas por la nueva gerencia del club.

Actualmente, se ha convertido en una asociación sin fines de lucro, que busca mejorar las condiciones y las oportunidades de los jugadores.

Para los amantes del fútbol, uno de los momentos que jamás se olvidan en la vida es, sin lugar a dudas, el de la infancia. En aquellos días, la pelota era lo único que se necesitaba para ser feliz. El potrero, los amigos del barrio, el barro que cubría la cancha y los arcos hechos con piedras o con los buzos de cada uno, son algunas de las cosas que generan recuerdos imborrables.

La nostalgia a veces lleva a revivir aquella época, pero el paso del tiempo es inminente. Las formas cambian, y aunque algunas cosas ya no son como antes, muchos intentan mantener los mismos ideales. En Río Ceballos, el club San Cayetano, nació de esta forma, sólo como un equipo de barrio, pero hoy en día, aspira a mucho más que eso.

Este club del barrio San Cayetano siempre se caracterizó por el amateurismo en su competición. Desde el año 2006, la institución viene formando chicos, dándoles la posibilidad de jugar en la liga de Sierras Chicas. Pero en este momento el club se encuentra reforzando el aspecto institucional y así progresar en lo deportivo.

Leandro Fenoll, uno de los referentes en esta nueva etapa, destacaba la importancia del trabajo que se está llevando a cabo en el último tiempo. “Decidimos darle personalidad jurídica, instaurarlo como un verdadero club, ayudándolo, y llevarlo a participar de una liga que pueda garantizar un deporte más sano, seguro y mejor”, afirmó.



Como mencionó, el objetivo de este proceso es “constituir una unidad y un sentido de pertenencia de los jugadores para con la institución”. Al igual que crecer económicamente y poder poseer una cancha propia. Según señalaba Fenoll, para lograr esas metas, primero había que darle una “personalidad jurídica”, ya que eso es lo que lo hace ser un club “formalmente hablando”.

Todas estas acciones concluyeron en la creación de la “Asociación Civil Barrio Glorioso San Cayetano”, la cual se implementó en el año 2016. La iniciativa fue desarrollada por Fenoll junto a David Lavaca y Sandro Benassi, quienes fueron los partícipes de la “refundación” del club.

Esta propuesta consistía en: la afiliación del club en la AFA, registrarse en la AFIP e IPJ (Inspección de Personas Jurídicas), participar de la Liga Colón e incorporar todos los recursos humanos necesarios para garantizar la seguridad y la organización de los eventos deportivos.   

El club

“El nivel competitivo de fútbol es mucho mayor, se ven jugadores que podrían estar jugando en otro lado”, opina Fenoll.

El club nació en el barrio San Cayetano en el año 2006. Uno de sus fundadores, Jorge Luna, fue de los primeros que empezó a trabajar con las divisiones inferiores. Sus primeras participaciones fueron en el torneo local, con las categorías 89´ y 90´ quienes ganaron algunos campeonatos y lograron buenos resultados.

Según cuenta Fenoll, los colores de la institución se tomaron de un kiosco tradicional del barrio. Este estaba decorado con el azul, blanco y naranja, colores que actualmente son los representativos del club. Hasta ese entonces, el equipo sólo competía en ligas privadas, pero a partir del año 2007 comienza su historia en la liga de Sierras Chicas.

La continuidad en este torno siguió por un largo periodo durante casi 10 años. En el 2016 se decidió que era tiempo de cambiar de rumbo y llevar a cabo otras medidas para lograr que el club compitiera en una liga más profesional.    

La Liga Colón

Uno de las mayores aspiraciones que tenía el club era incorporarse a la Liga Colón. Según cuenta Fenoll, las metas que deseaba alcanzar no podían lograrse en el torneo local, y por esta razón el ingreso a la liga del Departamento Colón proporcionaba un “medio más idóneo para conseguir los objetivos sociales” que se proponían.  

Por otro lado, la participación en este torneo significaba un mayor grado de competencia deportiva en relación a la liga local. “El nivel competitivo de fútbol es mucho mayor, se ven jugadores que podrían estar jugando en otro lado”, opinaba Fenoll. Además, que implicaba otros cambios en cuanto al trabajo, lo económico y los recursos que se necesitaban.

En este sentido, Fenoll enfatiza acerca de otras cuestiones que trae aparejada esta nueva etapa. “Es otra dinámica, otra hinchada, otros clásicos, lo especial que tiene viajar como club, una comisión que fiscaliza más las cosas, un nuevo reglamento, un nuevo tribunal de disciplina, son muchas cosas. Es todo más formal, que es básicamente lo que buscábamos nosotros, algo que nos dé más seguridad jurídica en estos asuntos”.

Otro de los puntos a resaltar es el de los jugadores. Entrar a una categoría superior implica una mayor dedicación y compromiso para poder lograr los objetivos de la institución. Pero, aun así, Fenoll enfatiza en la pasión que tienen los jugadores hacia los colores de la camiseta.

“Hoy en día, tienen un sentido de pertenencia muy lindo los jugadores que intentamos seguir apoyando. A futuro esperamos que ese sentido de pertenencia haga que se queden en nuestro club y sigan progresando”. Sin embargo, no deja de lado la posibilidad que algunos de ellos emigren hacia otras instituciones deportivas para avanzar en su carrera profesional.

Un proyecto entre todos

Entre las cuestiones más relevantes, Fenoll hace hincapié en priorizar lo que es un “ambiente familiar” en la institución. “Más allá de que una meta óptima como equipo sería pelear por puntos, lo ideal sería que eso se concrete, pero sin dejar de ser un club social”. Además, resalta el aliento por parte de los hinchas que apoyan este nuevo proyecto. “La hinchada es un recurso humano tremendo, porque a nosotros nos motiva. No es lo mismo trabajar con los hinchas que sin ellos”.

“Llevar a los chicos a jugar me parece lo más importante, la mejor forma de ayudar es el recurso humano más que el recurso financiero”. Esta frase resume cuál es el ideal que desea alcanzar la institución. La incorporación de nuevos jugadores como parte del proceso para poder crecer entre todos.

Días y horarios de los entrenamientos

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: