Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

Mitos y verdades de la quiropraxia

SALUD/ UNQUILLO

La quiropraxia se centra en el diagnóstico y tratamiento de lesiones, especialmente en la columna vertebral, con el fin de corregirla y a partir de ahí contribuir a la salud integral. Gustavo Bogliotti se convirtió, a lo largo de su carrera, en un especialista de esta área.

“Luego de 22 años de ejercer la quiropraxia e incluso enseñarla, mi aporte evoluciona hacia áreas más sensibles e intangibles del ser, siento que así puedo ayudar más aún, que vine al mundo a eso”

Gustavo Bogliotti es Licenciado en kinesiología y fisioterapia, egresado de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) y, además, tiene un postgrado como quiropráctico. Sobre lo que implican los estudios de esta disciplina, el Lic. comentó: “En el´primer mundo’, sobretodo en Estados Unidos, hay una carrera distinta que te otorga el título de Doctor en Quiropraxia, en este país sólo tenemos formación de postgrado”.

Hace veintiséis años que se desempeña como kinesiólogo y hace veintidós que encontró la profesión que realmente le “cambió la vida”: ser quiropráctico.

“Luego de 22 años de ejercer la quiropraxia e incluso enseñarla, mi aporte evoluciona hacia áreas más sensibles e intangibles del ser, siento que así puedo ayudar más aún, que vine al mundo a eso”, reflexionó.

Actualmente Gustavo trabaja como docente en la fundación “Quiropraxia para todos” en Buenos Aires, dando clases en una diplomatura, y en dos consultorios propios privados,uno en Unquillo y otro en Nueva Córdoba.

Todo lo que hay que saber

En criterio de Bogliotti: “quiropraxia hay una sola, pero quiroprácticos hay muchos”

Esta profesión se basa en la detección, análisis y corrección de subluxaciones vertebrales.Estas lesiones se generan al estar desalineadas vértebras que pueden comprimir nervios e interferir con el funcionamiento del sistema nervioso.

La acción quiropráctica específica se llama ajuste, que involucra la corrección de esa vértebra que se encuentra desalineada. El ajuste es una fuerza específica en el momento adecuado, en el lugar adecuado y del modo adecuado en la vértebra que está subluxada o fuera de su lugar, con intención de corregirla para liberar esa interferencia.

Una vez corregida la lesión, se optimiza el funcionamiento del cuerpo en general.Gustavo explicó que el “gran mago” no es el quiropráctico, que tiene mucho trabajo en su responsabilidad, en su formación y en su acción, sino que la tarea más grande la hace lo que en el ámbito profesional llaman “la inteligencia innata”, que es la inteligencia del propio cuerpo, la capacidad que tiene para sanar por sí solo.

“Mi aporte evoluciona hacia áreas más sensibles e intangibles del ser”.Gustavo Bogliotti

Si bien a la quiropraxia se la reconoce popularmente por el alivio de síntomas, su principal aporte es hacer que fluya óptimamente la inteligencia del propio cuerpo y es ésta quien aporta salud a todos los órganos y sistemas.

El funcionamiento de la inteligencia innata consiste en fluir por los nervios y, es justamente este procedimiento el que se ve interrumpido cuando una vértebra está lesionada. Se vuelve fundamental alinearla para que el cuerpo funcione como corresponde.

A grandes rasgos, el sistema nervioso actúa de la siguiente manera: recoge información del propio cuerpo y del entorno, va al cerebro y éste baja una orden adaptativa. Al haber una vértebra fuera de lugar interfiere en ambos procesos,en la información que recibe y la que después dispara hacia afuera.

Una subluxación puede ser aguda o crónica, “pero el cuerpo al ser inteligente, desarrolla mecanismos adaptativos a esa lesión”, señaló Bogliotti.

Existen causas fundamentales que suscitan estos problemas. En primer lugar, las físicas: golpes, esfuerzos, accidentes, caídas, malas posturas. En segundo lugar, se encuentran las causas químicas como sustancias tóxicas y, por último, en tercer punto, las cuestiones mentales, emocionales o el estrés, uno siempre está expuesto a eso.

A raíz de esto,lo recomendable es que una vez iniciada la quiropraxia, tomarla como “una conducta de vida”. “No hace falta verlo todos los días, pero por lo menos, cada cuarenta días hacer un control, una vez que hayan pasado las primeras etapas del tratamiento”, asesoró Gustavo.

Quiropraxia para todos

“La quiropraxia cambió mi vida”.

Una subluxación y en general los problemas en la columna vertebral, pueden generar consecuencias “variadisimas, hasta la muerte inclusive”. Por este motivo es que se torna importante chequearse periódicamente si queremos tener una calidad de vida vertebral adecuada, no asumirlo como algo eventual.

Al vincularse con el cuerpo humano, la quiropraxia está dirigida “a toda persona que esté viva y que tenga columna vertebral, básicamente cualquier vertebrado puede ser corregido”.

Los profesionales que trabajan en esta área se dedican tanto a “deportistas o cirujanos como a maestras, peluqueros o amas de casa” y el procedimiento es exactamente el mismo: analizar, detectar y corregir subluxaciones vertebrales. Hay muchos estudios científicos sobre quiropraxia y deporte que indican que múltiples famosos deportistas recurren a ella,especialmente por la disminución de lesiones y aumento de rendimiento. El equipo olímpico de USA, por ejemplo, viaja con quiroprácticos. Otra gran ventaja es que, al no usar medicamentos no interfiere en los análisis de dopaje.

Incluso la labor se ha extendido a animales, lo que denominan simplemente “quiropraxia veterinaria”. Obedece al mismo principio que en humanos, la única diferencia es que ellos no hablan, entonces algunos datos son conseguidos de otra forma, mediante relato de sus dueños y/o el análisis de su columna.

¿Diversos tipos y técnicas?

En criterio de Bogliotti: “quiropraxia hay una sola, pero quiroprácticos hay muchos”. En el mundo profesional se habla de quiroprácticos straights, que son aquellos que sólo detectan y corrigen subluxaciones vertebrales y los quiroprácticos mixers que mezclan con otros recursos técnicos o terapéuticos y/o articulaciones periféricas. 

La quiropraxia puede tener hasta 113 técnicas diferentes. Gustavo seleccionó para incursionar unas denominadas: Gonstead, UpperCervivalSpecific, Thompson, Logan, Pierce, Network,Diversified, entre otras.

En cuanto al rumor de que puede ser una práctica“peligrosa” o acarrear riesgos, Bogliotti aclaró: “El mayor riesgo está para el quiropráctico que nos rompemos los hombros, las manos y la cintura, pero no para el paciente” y agregó “lo que sí hay son manifestaciones o biologización es que, al inicio, sobre todo, pueden no ser agradables, generalmente duran uno o dos días y después se disipan”.

Por último, el Licenciado concluyó su diálogo con El Milenio diciendo: “Yo ejercí la kinesiología tradicional hasta que al encontrarme con la quiropraxia cambio mi vida. Me siento más feliz porque puedo ayudar a la gente con una profesión que disfruto.La paso bien, ayudo a los demás y puedo vivir de ello”.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: